D.R.

Ana Cantarero: "Si te quedas en las apariencias, te pierdes a personas interesantes"

'Miss Zapatos de Lujo' te envuelve en una historia de amor, apariencias y erotismo. 

Aida Ortega | Woman.es

Marta García es una joven que tiene el trabajo de sus sueños, el novio apuesto que todas desean y cuenta en su armario con piezas de ensueño. Sin embargo, un día todo se va al traste y termina siendo la asistente de una banda de rock en la que se encuentra Nick: un músico con pasado problemático que la enamora.

Puede parecer una historia típica pero Ana Cantarero, su creadora, consigue que en esta novela nada sea lo que parece. ¿Sabéis esos libros que llegan a tus manos y vuelan rápidamente? Pues eso ocurre con 'Miss Zapatos de Lujo'. Una fascinante aventura con pinceladas eróticas que habla de amor y apariencias, y tras la que se esconde el humor de su escritora.

Cuéntanos, ¿cómo surge la idea de Miss Zapatos de Lujo?

De una sucesión de variables en mi vida: una necesidad personal por evadirme de mi rutina, una antigua fotografía de un festival de música independiente que apareció por sorpresa en un cajón y, casualidades de la vida, en ese preciso instante empezó a sonar en la radio 'Smells like teen spirit' de Nirvana. De repente, se me encendió la bombilla. O fue la nostalgia la que pulsó el interruptor.

Marta y Nico son dos polos opuestos, ¿crees posible una relación como esta?

En absoluto. No creo en la teoría de los polos opuestos como pilar de una relación de pareja con proyección de futuro, pero en 'Miss Zapatos de Lujo' nadie es lo que parece y todo tiene un sentido y un porqué… Y hasta ahí puedo leer.

Esta historia también habla de apariencias, ¿le damos demasiada importancia?

Sólo hay que echar un vistazo del contenido que muestran los usuarios en las redes sociales. En las relaciones sociales "reales", también intentamos proyectar aquello que consideramos más positivo y/o atractivo de nosotros; y algunos, incluso, muestran una imagen prefabricada para protegerse. Pero ¡ojo! No juzgo a nadie. Son meros mecanismos de conducta humana. De hecho, el leitmotiv de 'Miss Zapatos de Lujo' es ese: no juzgar. Si te quedas en las meras apariencias y prejuicios, te pierdes a personas que pueden enriquecerte o muy interesantes.

¿Por qué unes el mundo de la moda y la música en esta historia?

Son dos mundos que me apasionan y que, por otra parte, a lo largo de la historia siempre han ido de la mano. El papel cuché está plagado de romances entre músicos y modelos: Mick Jagger y Jerry Hall; Michael Hutchence (cantante de INXS) y Helena Christensen; Kate Moss con Pete Doherty y Jimie Hince; Adam Levine y Behati Prinsloo,  Zayn Malik y Gigi Hadid… Además, las grandes estrellas han sido verdaderos creadores de tendencias: el rock-glam de Bowie, el look indie de Kurt Cobain, el seudopunk que lucía Madonna en Like a Virgin… En la actualidad, Coachella parece más un desfile de moda que un festival. Y para colmo, confieso que escribo con la radio y la MTV británica, ambas sonando a la vez. Mis vecinos me deben odiar.

Ya que va de música y relaciones, hay algo súper curioso que siempre pienso, ¿por qué escuchamos temas tristes y ñoños cuando nuestra vida sentimental va mal?

¿Y por qué muchas veces buscamos refugio en amigos que han sufrido algún desengaño amoroso en lugar de pedir consejo a aquellos que tienen una vida sentimental estable? Porque buscamos consuelo, comprensión, empatía, conexión emocional… Pero pasado el periodo de luto, que es necesario y saludable, una debe decirse: "¡basta!". La melodía que rige nuestra vida la componemos nosotras. Y de nosotras depende que suene triste, ñoña o  al 'New Sensation' de INXS.

Licenciada en Psicología, colaboradora en varias revistas, ¿qué te animó a unirte al mundo de las chick-lit?

Es un género que me acompaña desde tiempos de estudiantes. Lo alterno con otro tipo de literatura, pero el chick lit hermana con mi sentido del humor. Tengo la terrible costumbre de reírme de mí misma cuando sobrevivo al desastre vital que soy y supongo que emergió de forma inconsciente cuando me lancé a escribir.

Y todo con un punto erótico. Tú que has escrito sobre sexualidad, ¿a qué crees que se debe esta tendencia del sexo en las novelas?

No es una tendencia de hace unos años. Las novelas eróticas han existido siempre pero no existía internet ni las redes sociales para hacer eco de ellas. Por otro lado, cada vez son más las mujeres que consumen cine para adultos y directores/as que enfocan sus films en nosotras. ¿No será que hasta ahora esas mujeres consumidoras de erotismo eran un público invisible?

Hay una cosa en la que la crítica coincide, ¡nos identificamos con Marta! ¿Cómo se consigue?

Sinceramente, no lo sé. Creo que el mérito es de todas esas mujeres que me han rodeado a lo largo de los años y que me han confiado sus vivencias teñidas de sentimientos.

Esperamos que la respuesta sea sí, ¿habrá segunda parte?

Tendré que convencer a los protagonistas pero te advierto que no va a ser nada fácil (bromea Ana).

Tags:

libros