Amalia Ulman, artista multidisciplinar y directora de la película 'El planeta' | D.R.

¿Quién es Amalia Ulman, la cineasta del momento que ha hecho que los críticos USA se enamoren de Gijón?

Amalia Ulman es la nueva 'enfant terrible' del olimpo creativo estadounidense. Y su obra más aplaudida, 'El planeta' una comedia negra sobre desahucios que protagonizan su madre y ella… ambientada en Asturias (punto extra: sale Nacho Vigalondo).

Rosa Gil

Cada cierto tiempo, el todopoderoso Hollywood se despierta adorando a un joven y prometedora artista, y le llueven los perfiles elogiosos, las críticas entusiastas y la atención mediática hacia todo lo que haga. La chica de moda en estos momentos es Amalia Ulman, una argentina afincada en Nueva York que lleva una década haciendo arte a través de las redes sociales y que acaba de estrenarse como directora de cine. La gracia, en este rincón nuestro al otro lado del Atlántico, es que lo ha hecho con una película, ‘El planeta’, ambientada en Gijón, la ciudad en que creció y que considera su hogar. Y mientras los críticos de Variety, Vulture y The New York Times alaban su humor negro en riguroso blanco y negro, su retrato de las contradicciones del capitalismo tardío, su existencialismo irónico y lúcido… aquí reconocemos sin dificultad la Plaza Mayor de Gijón, la calle Corrida, el barrio de Cimadevilla... o a Nacho Vigalondo, que hace un papel en la película. Cosas de la globalización arty.

Amalia Ulman dirige y protagoniza (con su madre) 'El planeta', una comedia en blanco y negro sobre la crisis de 2008 ambientada en Gijón.  | D.R.

La historia que cuenta ‘El planeta’ también nos suena (spoiler: está basada en hechos reales gijonenses): una madre y una hija a punto de ser desahuciadas en la España postcrisis 2008 viven en total negación de su descalabro vital, vistiéndose y peinándose con todo cuidado, comiendo en buenos restaurantes y pidiendo que les apunten la cuenta a un supuesto novio político, robando en tiendas y yendo a degustaciones para comer gratis. Madre e hija están interpretadas por Ulman y por su madre (fue una cuestión presupuestaria, pero la personalidad arrolladora de Ale Ulman es una de las claves del encanto de la cinta). Además, nuestro Nacho Vigalondo encarna a un personaje etiquetado simplemente como ‘older man’, un papel que le ha permitido visitar el prestigioso Festival de cine de Sundance por segunda vez (la primera, como director, fue con ‘Los cronocrímenes’, en 2007). Ulman, que etiqueta ‘El planeta’ como una ‘comedia de desahucios’, se las apaña para hablar de consumismo, clasismo y género en una cinta de 79 minutos cargada de lucidez e ironía.

Pero ¿quién es Amalia Ulman y cómo es que no la conocíamos hasta ahora? La artista, de 32 años, tuvo su primer encuentro con la fama en 2014, con el proyecto ‘Excelencias y perfecciones’. Durante meses, y a través de una cuenta de Instagram, fingió ser una ingenua influencer de las redes sociales que ascendía a la fama y luego descendía a los infiernos. La sucesión de fotos, desde los cafés de Starbucks y los selfies con morritos hasta las confesiones de relaciones sexuales por dinero, operaciones de cirugía estética y caídas en las drogas, logró 100.000 seguidores, se expuso en la Tate Modern, le valió el título de “la primera gran artista de Instagram” y comparaciones con Cindy Sherman… y tuvo francamente preocupados a sus amigos más cercanos, que creyeron sinceramente que a Amalia se le estaba yendo la olla a lo grande.

Pero Ulman quería criticar, desde la parodia, la sobreexposición mediática millennial y la desconexión entre nuestra personalidad real y nuestro personaje virtual. Los límites borrosos entre ficción y realidad son uno de los pilares de su filosofía artística; también en ‘El planeta’, una historia que, según Ulman, es ficticia aunque contenga elementos biográficos como la figura de su padre, muerto en la cinta y desaparecido tras timarlas a su madre y a ella en la realidad; o el apartamento en que sucede parte de la película, que es el apartamento real donde vivieron Amalia y su madre. ¿Autoficción? No, pero sí; la realidad es a la vez trampolín y piscina para esta artista que disfruta timando, con toda honestidad, a sus espectadores (lo cuenta, cuestionándose su propio método, en ‘Sordid scandal’, una pieza artística que acompaña a la película).

 

Ulman tiene historia real a espuertas para transformar en material artístico: inmigrante argentina en España, formada como artista en Londres, desahuciada efectivamente (por culpa de su padre) de su piso asturiano y víctima, a los 24 años de accidente de tráfico que le ha dejado secuelas físicas de por vida. Pero, si ha llegado a la fama, es porque tiene un talento especial para comunicar el zeitgeist millennial, una mezcla de frivolidad instagramera, catastrofismo climático y resiliencia humorística que la generación treintañera reconoce y aprecia. Su talento para lo meta ha hecho que la comparen con Noah Baumbach, con Jim Jarmusch, con Philip Kaufman. Ella asegura que llegó al cine con ilusión, pero sin experiencia, y con la única referencia femenina de Sofia Coppola

De momento, ‘El planeta’ no tiene fecha de estreno en España, aunque podrá verse en el Festival Internacional de Cine de Gijón el próximo noviembre y esperamos que pronto llegue a las salas. ¿Y después? Últimamente Amalia se dedica, en su cuenta de Instagram, a regalar botellas de agua mineral de marca y a asegurar que quiere hacerse sommelier de aguas. ¿Habla en serio, es una broma, se trata de un nuevo proyecto artístico? Tratándose de Ulman, seguramente todas las respuestas son correctas.