woman | El lujo de ser mujer

Amaia Montero, renovada en la imagen promocional de 'Nacidos para creer'. | Sony

Amaia Montero nos deja boquiabiertos con su imagen más dura y su sinceridad

"Juran que bebo y que en persona no valgo nada", canta la artista, vestida de presa, en 'Nacidos para creer'. 

Clara Hernández | Woman.es

Hace unos días, Amaia Montero nos sorprendía con un look muy sexy en las imágenes con la que iniciaba la promoción de su regreso musical tras cuatro años de silencio. Ahora, además, hemos podido ver el videoclip correspondiente a 'Nacidos para creer', el primer 'single' con el que inicia esta etapa y que constituye el anticipo del que será su cuarto álbum de estudio. Y que nos ha dejado... boquiabiertos.

Son muchas las cosas que nos han llamado la atención de este vídeo que parece contener mucha sinceridad, ganas de reivindicarse y una auténtica declaración de intenciones de la cantante de Irún con la que muchas seguidoras se sentirán, seguramente, identificadas (y que reúne los componentes de un himno pop dispuesto a apresarnos). 

"Hay quien encuentra raro que a los 40 no esté casada", canta la solista, que en agosto cumplió 41. Por si a alguien todavía le cabe alguna duda de que se refiere a sí misma y a su realidad,  continúa un poco más adelante: "Otros juran que bebo y que en persona no valgo nada. Que hace dos o tres tallas que no entro en mis vaqueros". (Mira el vídeo a continuación).

La defensa llega en forma de bala contra haters, rumores y, tal vez, prensa: "Si tú no sabes nada de mí, ni dónde, ni con quién, ni cuándo, si cuelgo a Dios o al diablo en la pared, a que me atreví o que nunca haré". "¿A cuánto vendes tú la verdad? ¿Quién te dio vela en este entierro?", insiste antes de dar la patada final: "Y si miro atrás, tú no estás ahí, y nunca estarás". 

La letra es obra de Amaia y del poeta y ensayista Benjamín Prado, quien asegura que cuando escuchó la nueva melodía, "fue como agarrar unos cables de alta tensión". Ahí empezó la búsqueda de "su letra, la que el tema pedía a gritos". 

 

NACIDOS PARA CREER #26E #NacidosParaCreer #NuevoSingleAmaia #NPC #VuelveAmaia

Una publicación compartida de Amaia montero (@amaiamonterooficial) el

Además, justifica unas estrofas que muestran a la Amaia más dura: "Amaia sabe quién es y lo que significa para millones de personas. Pero, sobre todo (...), es un ser humano sin trampa ni cartón, insegura como lo son todos los perfeccionistas; hipersensible como todos los creadores de verdad (...), generosa y divertida siempre; arrogante o humilde según con quién se cruce...", la describe, antes de explicar que en la vida de la artista ha habido "de todo",  como en la de cualquiera: felicidad y tragedia, dolor y éxito, cumbres e infiernos... 

"Nacidos para creer' es el resumen de ese viaje lleno de idas y venidas, un autorretrato con muchas caras, una confesión, una radiografía, un desnudo integral de la parte de dentro...", aclara.

Pero además de que Amaia desnude su vida y su hartazgo, y de que deje sin argumentos a todos los que le han podido hacer daño con sus comentarios sin demostrar (sugiere), la estética de su videoclip no puede ser pasada por alto. Y es que la de Irún, tras desprenderse de su chaquetón de plumas como marcan las tendencias, se viste de presa con uniforme naranja, al más puro estilo 'Orange is the new black', una de las series de presidiarias más populares de la pantalla junto con la española 'Vis a vis'.  Incluso, es encerrada en la cárcel.

Allí hay cruce de miradas amenazantes con otras presas, gestos de disgusto, un calabozo que parece una celda de aislamiento (donde la meten), y finalmente una coreografía coral de presas muy a lo Lady Gaga en 'Telephone' (de hecho, la última escena, en la que una amiga la viene a recoger con un imponente coche americano y se ve a ambas marcharse en su interior también trae a la memoria una de las escenas del videoclip de la estadounidense junto a su amiga Beyoncé). 

Desde su departamento de comunicación, explican que la cárcel es "una metáfora muy personal sobre la liberación y el autodescubrimiento".

En resumen: un mensaje directo que deja sin palabras, un vídeo peliculero y un guion que, tal vez, refleja los gustos estéticos y seriéfilos de la cantante (o de la directora del vídeo, Gema Lozano). 

Por cierto, el vídeo se ha rodado en una cárcel de verdad, resaltan sus responsables.

El esperado beso de Amaia y Alfred, de 'OT', durante su actuación en la gala para escoger al candidato a Eurovisión 2018. | RTVE

Amaia y Alfred, a Eurovisión (y casi nos derriten por el camino)

Detrás, Aitana y su apoteósico 'Arde' y el reggaeton-trap viral de la anterior y Ana Guerra. 

Clara Hernández | Woman.es

¡Al fin! España ya tiene representantes para Eurovisión. A la 1.25 de este martes, Amaia y Alfred (la pareja sentimental nacida en Operación Triunfo) fueron declarados ganadores de la gala #EurovisiónOT con su interpretación a dueto de 'Tu canción', una balada bonita y azucarada que, entre miradas y complicidad, provocó descargas de emoción en las redes. 

"Creáis una burbuja de intimidad y todos estamos mirando por una mirilla" fue el acertado resumen de Julia Varela, miembro del jurado, cuyo papel, aquí, no era más que dar una valoración personal al término de las actuaciones porque eran los eurofans los encargados de elegir a los ganadores.

¿Sorpresa? No demasiada. Aunque las últimas estadísticas publicadas por RTVE de los candidatos "sobre los que más se hablaba" estaban encabezadas por Aitana (otra de las favoritas), el dueto de Alfred y Amaia, con esa voz dulce y especial de la segunda que ha logrado devotos de todos las tribus y pelajes,  o esos 'ohhhh' primorosos del estribillo y sus actuaciones que terminan con beso (aquí también sucedió), estaban predestinadas a conseguir el pasaporte a Lisboa (un 43% de los votos así lo decidieron). Y, ya de paso, a matarnos de amor.

Cerca de ellos (31% de los votos) quedó Aitana y su interpretación brutal e hipnotizante de 'Arde', ese tema no del todo convencional que habla de injusticias y que dejó balbuceando a sus seguidores. Apoteósico, pero no suficiente para liderar un 'sorpasso'.

Capítulo aparte merece el rap del dueto de Aitana con Ana Guerra, 'Lo malo' (tercer lugar con 26% de los votos), uno de los temas más vitoreados y que había logrado hacerse viral antes de medirse con el resto de candidatos (y que es, posiblemente, una de las canciones que trascenderá a toda esta carrera eurovisiva).

Aunque Ana y Aitana habían mostrado su desacuerdo ante una canción con la que no compartían del todo el mensaje ni se sentían demasiado identificadas (y eso se notaba un poco ante el inicio del tema, que podría haber sido más aguerrido), no se puede negar que la canción es un bombazo que es imposible escuchar sin levantarse del asiento. Y que sus intérpretes, sin llegar al nivel 'twerking', han aprendido a moverse con técnicas 'traperas' y a ondular sus caderas con virtuosismo de peonza.

Atrás quedaron las propuestas de sus compañeros, que observaban la gala (seguramente) resignados ante lo que parecía inevitable.

Además del plano musical, destacó el look de Alfred, un traje protesta "por la causa feminista" que fue aplaudido y criticado por los usuarios a partes iguales. El 'triunfito' explicó que pertenecía a la línea  'Por la mujer que llevo fuera' (sí, la misma que pudimos ver en la gala de los Premios Feroz). 

En general, brilló la positividad, la energía y unos eurofans pletóricos que repetían en las redes durante todo el programa que, ganara el candidato que ganara, "sí nos representa" (hasta el político Iñigo Errejón dejó su mensajito en esa dirección, pese a ser un devoto de Amaia).

El programa atrajo a más de 3 millones de espectadores (23,6%), los cuales devoraron el espacio de principio a fin. El minuto de gloria fue a las 23.36, cuando #EurovisiónOT alcanzó un 36,1% de 'share' (3.833.000 espectadores). Justo la hora en la que Amaia se encontraba en el escenario interpretando 'Al cantar'.

Britney Spears, durante una actuación en Las Vegas en 2016. | Kevin Winter / GETTY

La película donde Natalie Portman canta a Sia inspirada en... ¿Britney Spears?

La película 'Vox Lux' comienza el rodaje con cambios... y la promesa de convertirse en una de las películas del año. 

Clara Hernández | Woman.es

La nueva aventura cinematográfica de Brady Corbert, 'Vox Lux', va cobrando forma. El equipo, que comienza en febrero su rodaje en Nueva York, ha confirmado una noticia de Variety que indicaba que la actriz Rooney Mara, encargada de encarnar el papel protagonista, sería sustituida finalmente por Natalie Portman

La película promete ser una de los filmes imprescindibles del año, además de por su elenco (formado también por Jude Law y Stacy Matin), por otras razones: la banda sonora será compuesta por la multipremiada Sia, que también es productora ejecutiva de la película (junto con Natalie y Jude).

¿Más curiosidades? Son muchos los que señalan que el argumento de la película (que relata la historia de una cantante que nace la de nada, alcanza la fama y termina en caída libre justo a comienzos de la década de 2000), está inspirado en Britney Spears, la princesa del pop de aquella era cuyo éxito atronador estuvo acompañado de una vida personal complicada.

Aunque esto no está comprobado, algunos esgrimen como prueba que Britney declaró una vez que si se hacía un biopic de ella, le gustaría que lo interpretara Natalie Portman. Lo que sí es prácticamente seguro es que veremos a Natalie Portman interpretar alguno de los poderosos himnos pop, con un punto dramático, que le gusta componer a Sia. 

Sia luce una gigantesca peluca bicolor en un acto en Los Ángeles | GETTY

El director de la película, Brady Corbet, se dio a conocer en 2015 con el filme 'La niñez de un líder', una película de misterio protagonizada por Robert Pattinson que obtuvo un reconocimiento en Venecia a mejor película revelación. 

RIhanna, en los Premios Grammy.  | Christopher Polk / GETTY

Premios Grammy: una gala en la que las divas del pop dieron la nota (pese a todo)

Mira un resumen exprés de los Premios Grammy 2018 en la que Pink, Rihanna, Miley, la hija de Beyoncé op Hillary Clinton tuvieron mucho que decir. 

Clara Hernández | Woman.es

Se esperaba que 60 edición de los Premios Grammy fuera a ser una gala de mujeres y de solidaridad con las iniciativas #TimesUp o #MeToo. Sin embargo, los galardones estuvieron protagonizados por hombres  (Bruno Mars, con seis estatuillas, fue el gran ganador de la noche y Ed Sheeran, el único hombre nominado a mejor cantante pop, se llevó al gato al agua frente a Lady Gaga o Kesha).

Tampoco la causa feminista fue la más citada en los discursos: en cambio, estos prefirieron dirigir sus críticas contra Donald Trump y, como el de Camila Cabello, en hacer un alegato a favor de los 'dreamers' o inmigrantes en Estados Unidos. 

Sin embargo, nuestras divas nos proporcionaron algunos pasajes interesantes que no podemos pasar por alto. Mira los mejores momentos de la gala:  

Pink se quita su vestido de gala... por la causa

La cantante Pink protagonizó una de las actuaciones musicales más poderosas de la gala. Además, sorprendió por su cambio de atuendo: tras posar en la alfombra roja con un llamativo modelo emplumado de Armani, la estadounidense decidió subirse al escenario con vaqueros 'boyfriend' y camiseta de algodón lisa. Una actuación 'desnuda' para entonar el himno 'Wild hearts can be broken', según contó luego en su Instagram. 

Camila Cabello, un discurso emotivo aunque no feminista

Como te hemos dicho, la excomponente de Fifth Harmony no empleó sus minutos sobre el escenario para reivindicar la causa de la mujer. En cambio, prefirió defender con unas emotivas palabras el papel de los 'dreamers', los inmigrantes llegados a Estados Unidos que, con Donald Trump, ven su futuro (y su presente) amenazado. 

Rihanna, modelo curvy

Son muchos los que han comentado la imagen que de un tiempo para acá cultiva Rihanna, mucho más sensual y voluptuosa. La cantante de Barbados la lució y meneó sobre el escenario, regalándonos una de las imágenes de la noche. 

Lady Gaga, deslumbrante en cuerpo, pelo y alma

El modelo negro compuesto por metros y metros de tela y transparencias de Armani que lució en la alfombra roja, así como su peculiar peinado trenzado y 'encorsetado' (una espectacular obra de Frederic Aspiras) dan para muchos comentarios. Pero también su brillante actuación junto a Mark Ronson, con quien interpretó 'Joanne' y 'Million Reason', embutida esta vez en un espectacular vestido de princesa de tul blanco y volantes. 

Beyoncé, sin palabras

Junto a su hija, Blue Ivy, quien se ha hecho viral por llamar a la calma a sus padres y mandarles callar, Beyoncé no pasó inadvertida con un look negro total y un aire peliculero diseñado por Nicolas Jebron. El vestido era un llamativo vestido de terciopelo con dos grandes aberturas. La mujer de Jay z (que sufrió al ver cómo su marido iba perdiendo los galardones a los que estaba nominado) acompañó el look con un grandes pendientes de diamantes, pamela negra y gafas de sol oscuras. A medio camino entre una diva de los 40, una mujer fatal y la reina transhumana en la que se ha convertido en el presente siglo. 

 

Una publicación compartida de Beyoncé (@beyonce) el

Miley Cyrus, ¡te adoramos!

 A Miley, una de las artistas más rebeldes del star system, le gusta sorprender, para bien y para mal. En la última edición de los Grammy, optó en el escenario por uno de sus looks clásicos que habitúan a dejarnos boquiabiertos (además, lo acompañó con una actuación espectacular junto a Elton John. Ambos entonaron 'Tiny dancer'). En la alfombra roja, no se olvidó de portar la rosa blanca en señal de solidaridad con los movimientos #MeToo y #TimesUp.

Lorde: una ausencia con mucho significado

Lorde, nominada al mejor álbum del año en la gala, era una de las artistas que fue invitada a cantar. Sin embargo, la neozelandesa rechazó el ofrecimiento. ¿La razón? Elevar su voz con lo que creía que era una injusticia: la organización no le permitió cantar sola, algo que sí pudieron hacer algunos de sus colegas masculinos nominados como ella. Era allá, además, la única mujer nominada en su categoría. En la gala, se fotografió con un poema feminista. 

El vídeo humorístico de Hillary Clinton y James Corden

No es una diva del pop, pero la política demócrata nos sorprendió en la gala protagonizando un vídeo en clave de humor en el que se la veía leer párrafos de un libro que Donald Trump pretendía prohibir, 'Fire and Fury'. La obra en cuestión habla del actual presidente de EE UU, de su pasión por la comida basura o de su pavor a ser envenenado. En el vídeo, auspiciado por James Corden, también aparecen Cher, John Legend, Cardi B...