Retrato de Alex Michaelides, autor de "La paciente silenciosa" y "Las Doncellas". | Manuel Vázquez

Alex Michaelides: “Uma Thurman me ha ayudado a convertirme en un escritor mucho mejor”

Se convirtió en un fenómeno con su debut “La paciente silenciosa”, un thriller súperventas que Brad Pitt adaptará al cine. Ahora regresa con “Las Doncellas”, una novela que incide en las mismas claves que su predecesora: psicoterapia, crímenes y tragedia griega.

 

Isabel Loscertales

Alex Michaelides triunfó de manera totalmente inesperada. Este autor chipriota de 44 años, licenciado en Literatura Inglesa y Psicoterapia, trabajó en una unidad psiquiátrica para adolescentes para luego probar suerte como guionista en Hollywood. Firmó películas como “Un robo inesperado”, protagonizada por Uma Thurman (con quien mantiene una buena amistad) y Tim Roth. Sin embargo, fue “La paciente silenciosa” (Alfaguara), su debut literario en 2019, lo que le hizo famoso.

Este thriller psicológico -sobre una pintora que tras matar a su marido, no vuelve a hablar nunca más- acumula más de 2,5 millones de lectores en 40 países. La productora de Brad Pitt ya ha comprado los derechos para llevarla al cine.

La segunda novela de Alex Michaelides, “Las doncellas” (Alfaguara), narra la historia de Mariana, una terapeuta de origen griego que trabaja en Londres y que acaba de perder al gran amor de su vida en un terrible accidente. En medio de su duelo, recibe la llamada de su sobrina Zoe, estudiante de Cambridge, conmocionada porque su mejor amiga acaba de ser cruelmente asesinada. Sospecha del carismático Edward Fosca, un profesor de tragedia griega que cuenta con un selecto grupo de seguidoras llamadas “Las Doncellas”. Todas ellas son guapas, inteligentes y de familias elitistas. Al poco de ser publicado, ya están preparando la adaptación audiovisual de "Las Doncellas", esta vez en formato serie.

Después de “La paciente silenciosa” se convirtiera en un bestseller, ¿cómo lidiaste con la escritura de “Las doncellas”. ¿Sentiste mucha presión o incluso miedo?

Escribí “La paciente silenciosa” porque había tenido una carrera bastante desastrosa como guionista. Hice tres películas y cada una fue peor que la anterior. El problema en un rodaje es que el guionista es la persona menos importante, y el guion es lo primero que debe cambiarse si las cosas salen mal, y siempre salen mal. Así que quería intentar escribir una novela para mí, solo para demostrar que tenía algo de talento. Fui abandonado por mi último agente cuando la escribí, así que no tenía ninguna expectativa de que alguien fuera a leerla. Luego, cuando la novela fue un gran e inesperado éxito, sí sentí presión. Sin embargo, todo lo que pude hacer fue volver a la primera razón por la que escribí mi libro: para que yo mismo lo leyera en la playa. Así que traté de callar todas las voces y volver a complacerme a mí mismo. Creo que es lo único que puedes hacer.

Portada de la segunda novela de Alex Michaelides, "Las Doncellas" (Alfaguara). | Alfaguara

En ambas novelas tus protagonistas son psicoterapeutas, una profesión que tú mismo has estudiado. ¿Qué piensas que eso aporta a las novelas?

Me interesa combinar una trama tipo thriller con una complejidad emocional y psicológica más profunda. Aprendí mucho sobre la naturaleza humana siendo paciente en una terapia y estudiando psicoterapia. Y también trabajando en una clínica para adolescentes. Personalmente, creo que la motivación de por qué la gente comete un asesinato es más interesante que el acto del asesinato en sí, y eso a menudo se remonta a la infancia y las cosas a las que hemos sido sometidos. Este es el tipo de cosas que me fascina. Aporta profundidad y realidad al género.

¿De qué manera tu trabajo como guionista influencia tu manera de escribir? ¿Escribes como si vieras una película?

En realidad no. Siento que escribo libros, no películas. Sin embargo, creo que todos los escritores están influenciados por el cine. Definitivamente estoy muy influenciado por directores como Hitchcock y Pedro Almodóvar. He aprendido mucho de ellos, en cuanto a velocidad, a ritmo, a mantener mi historia en movimiento. Pero lo que realmente me emociona es entrar en la mente de los personajes, y eso solo se puede hacer dentro de una novela.

¿Por qué decides dar voz al villano?

Porque creo que todo el mundo es el héroe de su historia. No creo que nadie se vea a sí mismo como un villano. Creo que es importante tener algún tipo de compasión y de comprensión de por qué la gente hace cosas terribles. Y no lo obtenemos simplemente demonizando a alguien. Tenemos que intentar comprender.

¿La maldad nace en los traumas infantiles?

Yo creo que sí. Creo que nacemos siendo pizarras en blanco, completamente inocentes, como bebés. Lo que nos hace malvados es nuestro contexto al nacer y los padres o cuidadores que tenemos. Nuestro ambiente. Es algo muy complicado, pero no creo que ningún niño haya nacido monstruo. La infancia es una experiencia reactiva, reaccionaremos ante las cosas que nos suceden. No nacemos en este mundo con una agenda para causar daño.

Las tragedias y los mitos griegos inspiran tus dos novelas. ¿De dónde viene esta pasión? ¿De tu origen chipriota?

Absolutamente. Crecí en Chipre, que está inmerso en la mitología griega. Aparece con mucha fuerza en los mitos griegos. Y hay reliquias de dioses y diosas por toda la isla. Así que crecí con un verdadero sentido de la mitología y la tragedia. Realmente es una fuente de inspiración para mí. Lo que me entusiasma al revisar los mitos, es que todavía resisten. No importa cuánto los cambie o los imagine, todavía son emocional y psicológicamente sagaces y siguen teniendo sentido. Es algo muy poderoso y atemporal.

Alex Michaelides verá adaptados sus thrillers: "La paciente silenciosa" será película y "Las Doncellas", serie. | Manuel Vázquez

En “Las Doncellas” te inspiras en Deméter y en su hija, “La Doncella” Perséfone. ¿Por qué te fascinan especialmente?

Porque la novela trata sobre una mujer que está de luto y atormentada por su pasado y por los fantasmas de ella y de su amor, que ha fallecido. Así que el mito natural al que recurrir es el de Perséfone y cómo su madre lloró la pérdida de su hija de una manera tan dramática y dolorosa. Es un mito muy poderoso y es el tema principal de la novela.

En la novela también es importante la figura de Alfred Tennyson para hablar de la pérdida y el duelo, ¿por qué lo has incorporado?

Arthur Tennyson es un poeta inglés muy importante, y su inmenso poema “In Memoriam” fue uno de mis favoritos durante muchos años. Es un poema muy hermoso, desgarrador y melancólico sobre la pérdida del amor. Cuando estaba escribiendo la novela sobre Mariana, que ha perdido tanto amor, me parecía natural que tanto ella, como yo, recurramos a Tennyson. Luego surgió la idea de incluir su retrato dentro de la universidad, así que fui a ver la pintura original a la National Portrait Gallery para estudiarlo. Creo que le da una verdadera sensación de atmósfera.

¿Qué relación tienes con Cambridge, otro personaje de la novela?

Estudié en Cambridge hace muchos años y siempre había querido escribir sobre eso. Es una experiencia muy interesante vivir allí. También pensé que sería un gran trasfondo para un thriller, debido a su belleza, pero también al hecho de que es muy misterioso y reservado. Volví allí y tomé muchas notas para que todo fuera real y vívido. Así que sí, en mi mente es un personaje de la novela.

Tu amiga Uma Thurman, a quien creo que conociste al escribir el guion de su película “Un robo inesperado”, está muy presente en tus agradecimientos. ¿De qué manera te ha ayudado?

Uma me enseñó mucho sobre cómo escribir de una manera visual. Una vez me dijo que cada escena tiene que intentar convertirse en una imagen icónica, y eso lo aprendí de ella. Debe incorporar accesorios e imágenes y todo tipo de elementos visuales, y no solo tener a dos personas hablando. Es un desafío constante para mí, ya que tiendo a pensar más en palabras, pero su influencia realmente me ha ayudado a convertirme en un escritor mucho mejor.

Otra estrella de Hollywood, Brad Pitt, adaptará tu novela “La paciente silenciosa” al cine, ¿cómo te sientes por ello? ¿Qué esperas de algo así?

No tengo muchas expectativas, para serte sincero. Soy un gran fan del cine y me encantan las películas que hace su productora, por lo que estoy muy emocionado por ver qué harán con mi libro. Pero no está en mis manos. En lo que a mí respecta, el libro existe y esta película es simplemente una interpretación del mismo. Ni siquiera tengo la intención de leer el guion. Seré tan solo un fan, iré a verla al cine con todos los demás. Creo que ese es el enfoque más saludable. Siento lo mismo con “Las Doncellas”, que se convertirá en una serie de televisión.

¿Puedes darnos algún detalle de la película? ¿Qué actores te gustaría que interpretaran a Alicia Berenson y a Theo Faber?

Hay un guion y hay un director pero no puedo dar mucha más información que esa. Realmente no he pensado en ningún actor. Tengo mucha curiosidad por ver a quién se les ocurre, pero sinceramente no tengo a nadie en mi cabeza. ¡Así que veremos!