woman | El lujo de ser mujer

Positividad colorido y, sobretodo, buena comida, es lo que te encuentras en el Restaurante Club Bananas (calle Fusina 7, Barcelona). Su ecléctica decoración colorida con un punto kitsch tropical muy divertido con luces de led, dibujos de tigres y sofás animal print reflejan el trópico con humor y buen gusto y se alternan a una decoración más convencional, aunque siempre muy colorida, creando un ambiente único en la ciudad.Como propuesta gastronómica el Bananas ofrece una carta de cocina internacional con toque orientalizado, los platos son elaborados con productos de mercado de temporada. Muy apetecible y una propuesta original en la ciudad condal.

7 planes imprescindibles: semana 8, 2015

Marta Nieto | woman.es
Ver 7 fotos

Un musical, exposiciones de arte, una comida muy positiva con amigos, un concierto excepcional,... Estos son sólo algunos de los planes que te esperan para este fin de semana. De punta a punta de España, pasando por Barcelona, La Rioja y Madrid.

No te quedes en casa, no pongas excusas y que el frío no te impida disfrutar de estos 7 planes perfectos. Con tus amigos, tu pareja, con familiares o tu sola, disfruta de estas 7 salidas y luego cuéntanoslo. Nosotras también estaremos por allí... ¿nos encontraremos?

Oscar 2015: lo que tienes que saber para hacer que sabes de cine

Comentar el modelito de turno no solo es de obligado cumplimiento la mañana después de los Oscar sino algo que podemos hacer todos... Pero saber de qué va toda esta historia de los Oscar requiere unos conocimientos más profundos.

Araceli Ocaña | Woman.es

Porque, ¿quién ha tenido tiempo de ver todas las películas candidatas a los Oscar 2015 si la mayoría las han estrenado (si es que lo han hecho) apenas unas semanas antes de la ceremonia? ¿Quiénes son, a todo esto, los nominados? ¿Viviremos de nuevo un momento único como aquél famoso "Peeeeeeeedro? (A esto no tenemos respuesta, pero de momento, este año, parece que no toca).

A no ser que tengas un crítico de cine dentro (que lo tienes, pero a lo mejor todavía no lo has descubierto) es posible que, como siempre, los premios más famosos de la industria cinematográfica te pillen desprevenida...

No te preocupes, hemos preparado un plan perfecto, sin fisuras, para que parezca que sabes todo lo que tienes que saber: cómo organizarte (si quieres) para ver todas las películas candidatas, y si no quieres, lo que tienes que tuitear (aunque puedes seguirnos en Twitter, te lo iremos contando todo) para que parezca que las has visto y también los comentarios que demostrarán que conoces a todos y cada uno de los candidatos como si fuesen miembros de tu propia familia.

De hecho, si quieres aparentar a un nivel mucho más pro, también lo tenemos: al parecer, los premios de este año prácticamente están cantados, y te explicamos por qué los Oscar 2015 son los más previsibles de su historia. (Ni siquiera estará Jennifer Lawrence para recoger un premio)

Tienes 72 horas de cine por delante

¿A quién le apetece llegar a comentar una gala sobre la que sabe apenas nada? Hay 8 películas nominadas (a Mejor Película, se entiende, el resto habrá que dejarlas para otra ocasión, no tenemos tanto tiempo), y tenemos la siguiente situación: varias están en el cine, varias ya a la venta (o para alquilar) y una de ellas no se ha estrenado en España. Lo sentimos por 'Selma'(de la que solo podremos decir: "Ah sí, la de Martin Luther King") pero no entra en el juego... Que la hubiesen puesto en cartelera antes.

Empezamos fuerte, vas a hacer doble sesión en el cine. Puedes ir a media tarde, ver 'La teoría del todo' ('The theory of everything', 2 horas), salir a cenar y volver para la sesión golfa y ver 'Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)' (2 horas, y que como deberías saber a estas alturas, es una de las grandes favoritas).

Sobre ellas, puedes tuitear:

"Para mí 'La teoría del todo' es la historia de amor que debería llenar los cines, y no el Christian Grey ese."

"Se rodó en un par de meses y su plano secuencia es maravilloso. Si 'Birdman' no se lleva todos los premios no volveré a confiar en la Academia."

[Tengamos en cuenta que cuando hablamos de "la Academia" es la de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, un dato importante que hace que las opiniones cobren fuerza]

Ya estamos cerca. Hay que darle un empujón a la lista de nominadas. Hay tres de ellas (también en cines) que posiblemente no ganen, pero por si acaso el jurado sorprende a los escépticos, hay que verlas. Por eso, y porque, se supone, son de lo mejor del cine actual, y eso merece un respeto y el paso por taquilla.

Para la sesión matinal, 'Whiplash' (1 hora, 47 minutos), una película más corta que las demás, y que entenderemos mejor si nos levantamos tan pronto como su protagonista.

A media tarde, turno de 'The imitation game' (casi 2 horas), de nuevo pausa para la cena, que será mejor un picoteo para evitar que se te atragante después la historia de 'El francotirador' ('American Sniper', 2 horas y 10 minutos). Y a casa, que aún nos queda trabajo pendiente para el domingo...

Y si no quieres verlas pero lucirte en redes sociales, puedes comentar:

"¿Qué tienen los americanos con el jazz? Con 'Whiplash' parece más emocionante que cuando suena en mi ascensor."

[Sobre 'The imitation game'] "Una película inglesa que se cuela entre las mejores... Ya puede ser buena, que en su lugar bien podían haber nominado a '8 apellidos vascos"

"American Sniper' se lleva el premio, seguro. El premio a 'todos los árabes saben coger una metralleta y disparar con maestría', claro."

Ya solo quedan dos... Y además, como es domingo, es día de peli, sofá mantita. No te quites ni el pijama, porque hoy podrás ver cuando te apetezca, 'Boyhood (Momentos de una vida)' (2 horas 40 minutos, es larga, pero la favorita, así que no puedes saltártela) y 'El Gran Hotel Budapest' ('The Grand Budapest Hotel', 1 hora y 40 minutos).

Son tan importantes este año que no deberías dejar de verlas, pero, aún así, si lo que quieres es tuitear con nivel y engañar hasta al más 'hipster', únete a la corriente:

"Todos lo sabemos, y el tiempo me dará la razón: 'Boyhood' está sobrevalorada."

[Sobre 'El Gran Hotel Budapest'] "Si nuestras vidas las dirigiese Wes Anderson, estaríamos ciegos por la sarturación de colores y sordos de tanto silbidito de fondo."

Los actores, ¿de qué me suenan?

No hay deporte más divertido que recordar de dónde vienen los actores nominados. ¿Dónde los hemos visto antes? También te lo decimos, para que no tengas que recorrerte IMDB buscando en el pasado de cada uno:

Steve Carrel - Lo conoces de... 'The Office', claro. Y también de 'Crazy, Stupid, Love' (es el que no era Ryan Gosling, si es que te fijaste en él)

Bradley Cooper - Lo conoces de... 'Resacón en las Vegas', y porque, de pronto, es el niño bonito de Hollywood (preferíamos a Ryan, ellos sabrán lo que hacen). Quizá no lo recuerdas porque ahora va rapado y ha desarrollado un cuerpo de vigoréxico que no hubiese encajado con su papel de vividor en la comedia que le dio fama.

Benedict Cumberbatch - Te sonará por... Ser ese al que siempre quieres llamar 'Cucumberbatch', un apellido mucho más gracioso, de lejos. También te suena por el que tiene como cara de cera y, si te van las series, era el protagonista de 'Sherlock."

Michael Keaton - Lo recordarás porque... ¡Es Batman!

Eddie Remayne - Te sonará de... Nada. Solo sabemos que no es Ryan Gosling.

Marion Cotillard - La conoces de... Hombre, es Marion, ya lo sabes, la de Dior, la de 'Nine, ¡la mujer de todo un 007!

Felicity Jones - Te sonará de... Que no es la de 'Felicity', la serie, aunque se llame igual. Es la que salía en 'Spiderman 2', entre Kristen Dunst y Emma Stone. Esa.

Julianne Moore - La recuerdas de... Que es Julianne Moore. Una de las mejores actrices y más bellas pelirrojas vistas en Hollywood. Si no sabes quien es, no te molestes en seguir.

Rosamund Pike - Te sonará por... Ser la dueña de aquel vestido que no te convencía demasiado en los Globos de Oro, y por protagonizar 'Perdida,' una peli que verás en la sobremesa del fin de semana dentro de un par de años.

Resese Witherspoon - Que es... ¡'Una rubia muy legal'! Y lo sabes perfectamente, aunque niegues haberla visto.

Y con esto estarás totalmente preparada: ¡a por tu Oscar!

Oscar 2015 (o la inesperada virtud de lo previsible)

Le robamos el subtítulo a ‘Birdman’, una de las principales candidatas en la carrera por la estatuilla más preciada, para hablaros de una de las galas más predecibles de su historia.

Franchejo Blázquez | Woman.es

En unos días, el Dolby Theatre de Los Ángeles se vestirá de largo para recibir el evento más esperado del año: la entrega de los Oscar, la meta final de esta carrera por la gloria donde algunos contendientes llegan aún con energía de sobra y otros sin embargo, se han desinflado por el camino (¡hola ‘Perdida’! ¿qué pasa contigo? ¿todo bien, Ben?).

El principal reto de esta 87ª edición será, sin duda alguna, vencer el aburrimiento de una gala más previsible que otras ediciones. Este año hemos ido disfrutando de un recorrido bastante homogéneo en los premios previos a los Oscar, dónde ha habido muy poco espacio para las sorpresas y las emociones. Los nombres se han repetido constantemente en todos los escenarios posibles, provocando este inevitable efecto descafeinado de cara a la gran noche del 22 de febrero.

A falta de los Independent Spirit Awards –que siempre aportan ese "a nosotros nos gusta diferenciarnos con nuestro rollito indie"- los mejores situados en la contienda son ‘Boyhood’, ‘Gran Hotel Budapest’ y ‘Birdman’, aunque les pisan los talones grandes títulos como ‘La teoría del todo’, ‘Descifrando enigma’ o ‘Whiplash’. Sin duda alguna, nos encontramos frente a una de las mejores cosechas cinematográficas de los últimos años, con numerosos trabajos sobresalientes y para todos los gustos de los espectadores. Aunque como siempre, hay tópicos que no pueden faltar: un par de biopics de los que gustan en la Academia, una película ambientada en la lucha por derechos civiles con papelito de Oprah, algún largometraje inglés deseando correr la misma suerte que ‘El discurso del Rey’…

El nombre de J.K Simmons ha sido el más repetido durante las galas de los últimos meses. Su brillante papel como temido profesor de jazz en ‘Whiplash’ no ha tenido rival en la categoría de ‘actor de reparto‘ y todo apunta a que coronará el palmarés con la última estatuilla que le falta. Un poco menos fácil lo tendrá Patricia Arquette, que dejó de comunicarse con los muertos para rodar ‘Boyhood’; Emma Stone le ha arrebatado algún que otro premio de la crítica y promete marcar de cerca a la ex medium.

Más dura será la lucha cuerpo a cuerpo entre dos pesos pesados en la categoría de actor protagonista: Michael Keaton (‘Birdman’) y Eddie Redmayne (‘La teoría del todo’). La veteranía contra la juventud, la estridencia contra la contención, el Hollywood de oro frente a la escuela británica… Todo apunta a que Redmayne, que se pone en la piel de Stephen Hawking, se llevará el gato al agua, aunque Keaton ha gustado mucho entre la crítica americana y podría dar la campanada. Casi improbables parecen las victorias de Steve Carrell (‘Foxcatcher’), Benedict Cumberbatch (‘Descifrando enigma’) y un Bradley Cooper (‘El francotirador’) que, convertido en el nuevo niño mimado de la Academia, le ha robado el puesto a Timothy Spall, que sí recibía premio en el festival de Cannes por ‘Mr. Turner’.

En la categoría de actriz protagonista nos encontramos una de las ternas más flojas de los últimos años. Con Reese Witherspoon (‘Alma salvaje’), Felicity Jones (‘La teoría del todo’) y Rosamund Pike (‘Perdida’) fuera de juego, la sorpresa podría venir de la mano de Marion Cotillard (‘Dos días y una noche’), que le arrebataba el puesto en un último sprint a una Jennifer Aniston que ya estaba eligiendo vestido de nominada –y ensayando cara de ‘va por ti, Angelina’- para esa noche. Poco improbables todas estas victorias frente al huracán Julianne Moore (‘Still Alice’) que ha arrasado por donde ha pasado, aunque no se trate de uno de sus mejores papeles. Todo suena más a un “premio a toda su impecable carrera” en compensación por 4 nominaciones fallidas, que a un galardón 100% merecido. Aunque también es cierto que en ‘Still Alice’, el film donde interpreta a una lingüista que sufre alzheimer, su interpretación es lo más destacable si consigues mantenerte despierto en la sala de cine.

Los premios 'menores', para sumar estatuillas

Dos títulos ingleses, ‘Descifrando el enigma’ y ‘La teoría del todo’ lideran las apuestas de cara al mejor guión adaptado. ‘Gran Hotel Budapest’ engordará su casillero en las categorías técnicas, donde reinará casi en solitario, y también está bien posicionada para el guión original, aunque en este caso tendrá que medir sus fuerzas hasta última hora con ‘Birdman’. La película de González Iñarritu deberá invertir todas sus energías en esta categoría, ya que del resto de premios principales parece que se irá de vacío por culpa de Richard Linklater y su ‘Boyhood’. Porque sí, aunque siempre haya que contar con un pequeño margen de error, todo apunta a que los 12 años de vida del joven Mason rodados por Linklater -una locura cinematográfica sin precedentes- serán coronados la noche del 22 con las máximas distinciones del cine actual: los premios a mejor película y mejor dirección. Un homenaje necesario y coherente a una película arriesgada y valiente que no ha dejado indiferente a nadie.

¿Conseguirá ‘Birdman’ rascar algún premio a la gran favorita? ¿Quizás el de director? ¿Habrá contactado ya Patricia Arquette con algún muerto que le pueda confirmar si el premio es suyo? ¿Habéis conseguido entender por qué Robert Duvall estaba nominado? ¿Volverá la Academia a agasajar al cine británico en esta edición? ¿Aparecerá Michael Keaton vestido de Birdman en la ceremonia? ¿Alguien se acuerda ya de Lupita? ¿Será ‘Gran Hotel Budapest’ el sorpresón que desbarajuste todas nuestras apuestas? ¿Bradley Cooper sabe ya que no es tan buen actor como le están haciendo creer? ¿Y Jennifer Lawrence, donde esta JenLo? Todas estas preguntas, y muchas más, las resolverá Neil Patrick Harris, que en la noche de los Oscar tendrá la ardua tarea de entretenernos en una de las gala sin mucha emoción.

PD: Sií, Meryl Streep TAMBIÉN estaba nominada este año, pero no se lo puede llevar siempre.

24 motivos por los que tienes que ver el documental de los Backstreet Boys

Porque alguna vez tuviste 15 años... El 26 de febrero tienes que ir a ver el documental de la que fue tu 'boyband' favorita.

Araceli Ocaña | Woman.es

Madrid, 1997. La ciudad está desolada: los Backstreet Boys se ven obligados a cancelar un concierto gratuito y callejero ante la avalancha de miles y miles de fans que los esperaban. Lágrimas y gritos de: "No nos moverán" se escuchan en los alrededores del Hotel Villamagna, donde la 'boyband' del momento se resguarda del gentío.

Pasan años, pasan lustros, y llega 2015. 13 cines de la misma región (52 en toda España, informa su club de fans) emitirán, el 26 de febrero, de forma única y exclusiva, "Backstreet Boys: Show 'Em What Your Made Of", la película documental (ver tráiler subtitulado) que celebra los más de 20 años de la banda.

¿Veinte? Sí. Y las cuentas salen rápido. Porque aunque la cultura colectiva recuerda aquel "Backstreet's Back" del 97 e incluso su "Quit Playing Games (With My Heart)" anterior, la banda trabajó durante años su ascenso a la fama, empezaron muy jóvenes, y es uno de los pilares en los que se apoya la historia que cuenta este documental. Empezar a los 11 años, como en el caso de Nick Carter, es lo que tiene...

Porque este es también un homenaje a esas miles de chicas que se quedaron sin concierto en 1997, a las que colgaron sus pósters, se compraron sus discos y ahorraron para gritar su nombre e imaginar que les miraban desde el escenario, te ofrecemos...

20 motivos por los que deberías ver el documental de los Backstreet Boys

1. Porque se lo prometiste a tu 'yo' de 15 años... O al menos le prometiste fidelidad eterna a Nick Carter, que es básicamente lo mismo.

2. Además, cuenta la leyenda que si naciste fan, morirás fan. Y recuerda que también prometiste, en su día, "[to] Keep the Backstreet's Pride Alive" (o lo que es lo mismo, mantener la euforia adolescente para siempre).

3. Porque en la película verás el antes: cómo eran tus artistas antes de que colgases sus caras con chinchetas en la pared de tu habitación y cómo, antes de que los conocieses, ya triunfaban entre otras adolescentes. [No eres única, el amor por ellos es universal, eso ya lo sabías].

4. También verás el después, de cómo perfeccionan la "táctica del humildito", es decir: aprovechar la caída en las ventas y la cura de humildad para prometer hacer un disco producido por ellos mismos, mucho más acorde con la esencia BSB.

5. Con el documental te apetecerá escuchar el disco... Se te pasarán si finalmente lo haces.

6. A decir verdad, podemos salvar una canción que ni siquiera sale en la peli.

7. Pero nada a la altura de esos grandes 'hits' que aún te pones los sábados para limpiar el baño.

8. Sé que te has puesto el disco de "Millenium" en Spotify. Yo también.

9. Muy bajito y en los auriculares para que no se entere nadie... Yo también.

10. Lo del documental (que es de lo que estábamos hablando) lo mantendrás también en secreto. Irás con una amiga que está tan loca como tú o con un amigo al que le parezca "lo más" este 'remember'.

11. Tienes que verlo porque vas a llorar lo mismo que si volvieses a la adolescencia.

12. La culpa la tiene Kevin.

13. Porque Kevin se fue unos años del grupo y nadie pareció darse cuenta pero ahora es el que corta el bacalao (con sello de oro en el meñique, como un señor).

12. Viéndolo también lloras un poco por Nick Carter pero no te lo crees todo porque salió con Paris Hilton y eso ya indica que no es de fiar.

13. Pero luego recuerdas el punto 1 y haberte pintado su nombre con un corazón en la cara y... Bueno, es que el documental busca un poco la lágrima. ¡Nick, te queremos!

14. También tienes que verlo por los momentazos. Se van de excursión a casa de su exmanager (Lou Pearlman, en la cárcel por estafa) y lo mismo rememoran momentos con él con cariño que se acuerdan de que les robó millones de dólares.

15. Porque Lou tiene mucho protagonismo (como cuando señalan lo dolidos que se sintieron cuando creó a N*Sync, los de Justin Timberlake) y te dan ganas de investigar más sobre él.

16. No lo hagas.

17. Por ejemplo, el documental viene a desmentir tu Biblia de los 90, la Súper Pop: el grupo pasó un casting (idea de Lou, claro), tirando por tierra cualquier historia de que a Brian lo llamaron a mitad de una clase del instituto para que se uniera. Acabas hasta por plantearte si Kevin y Brian son primos. Nadie saca el tema a relucir.

18. Yo digo que no.

19. Porque, además, Brian... ¿Te acuerdas de la enfermedad de Brian y cómo te preocupaste por su operación a corazón abierto? Pues ahora tiene otra. La garganta, que está regular, al parecer.

20. Ah, y Howie, ¡está vivo! Y le dedican también sus momentos.

21. Y encima se ve que es gracioso. Esto sí que era inesperado. [Lo malo es que no habla ni un poquito en español]

22. [Como siempre] No hemos hablado de AJ.

23. Pues eso, sigue estando ahí, con sus tatus, sus cosas... Lo más fuerte que puede contar ahora mismo es que fuma, algo que le viene regular para ser cantante pero, oye, con su pasado de malote pues defrauda bastante.

24. Porque no hay mejor plan para un jueves que meterte en un cine a llorar, reír y cantar y luego volver a tu vida normal superseria, para seguir construyendo esa imagen de persona normal que tanto has trabajado mientras tarareas "I don't care who you are..."