GTRES

6 consejos para mujeres de una poderosa CEO

Desde la cima del mundo empresarial, Cathy Engelbert, CEO de una de las cuatro empresas auditoras más importantes de Estados Unidos, revela las claves para convertirse en una ejecutiva de éxito.

Paka Díaz | Woman.es

Hace un año, Cathy Engelbert fue nombrada consejera delegada de Deloitte. Así, Engelbert se convertía en la primera mujer en asumir el cargo de primera ejecutiva de una de las cuatro grandes firmas de auditoría de los Estados Unidos y la segunda mayor firma privada de servicios profesionales del mundo. Por su labor profesional, está considerada una de las 50 mujeres más poderosas de Nueva York. Consciente de los techos de cristal y otros factores que impiden a las mujeres llegar lejos en las empresas en una conferencia titulada ‘Las mujeres en el mundo de los negocios’, Engelbert ha dado los que considera que pueden ser unos buenos consejos para todas las interesadas en alcanzar puestos importantes en el mundo empresarial.

Engelbert, que ocupa el puesto 21 de la lista de Mujeres más poderosas del mundo de la revista Fortune, reconoce que cuando tuvo a su segundo hijo decidió trabajar cerca de casa para poder estar con ellos. Ella cree que es la propia mujer la que debe ir tomando las decisiones relacionadas con su vida personal que crea acertadas. También explica que haber nacido en una familia de ocho hermanos, cinco de los cuales eran varones, le ha ayudado a desarrollar su personalidad, basada en una fuerte confianza en sí misma, la base con la que ha conseguido desarrollar su exitosa carrera profesional.

Aunque indica que aún sigue habiendo discriminación a las mujeres en las grandes empresas, también señala que las cosas están cambiando muy deprisa y cuenta que en Davos, al que acudió este año para participar en un debate, le sorprendió encontrar que entre la generación más joven de asistentes sí había, al fin, la esperada igualdad. Efectivamente, el 50% de líderes menores de 30 años que acudieron al foro este año eras mujeres. Por tanto, es el momento perfecto para que las mujeres que sueñan con ser altas ejecutivas se hagan escuchar.

1. La confianza. La ejecutiva considera que es el rasgo más importante que hay que cultivar y aconseja trabajarlo. No se trata tanto de practicar el autobombo como de aprender a competir y fomentar el liderazgo personal. La CEO cree que los deportes de equipo pueden contribuir a mejorar la confianza. También estar en contacto desde niña con varones y aprender a jugar y a competir con ellos, como ella reconoce haber hecho con sus hermanos. Aunque dice que sigue habiendo discriminación en el trabajo, también cree que las empresas son ahora más conscientes que nunca del potencial femenino y no quieren perderlo.

2. Ponerse al día sin miedo al cambio. Engelbert alienta a las mujeres a ampliar sus conocimientos y habilidades en áreas como la tecnología, la informática y otros campos dominados por los hombres porque van a ser fundamentales en todas las empresas más importantes del mundo. Por eso anima a sentir curiosidad e investigar el mundo digital y, además, adquirir conocimientos en ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas, contabilidad y auditoría.

GTRES

3. Levantar la mano. Engelbert anima a las mujeres a proponerse para cargos y asumir tareas dentro de su trabajo. Ella, tras pedir un cambio de puesto en su empresa para probar a hacer cosas diferentes y seguir aprendiendo, empezó a trabajar en investigación contable, se convirtió en una experta en la evaluación y el cálculo de los instrumentos financieros derivados y… el resto es Historia: se convirtió en la primera CEO de una de las cuatro grandes compañías de su país.

4. Buscar aliados. En la conferencia, Engelbert recordó que las empresas son cada vez más conscientes del potencial femenino de trabajo y, por ello, también es más fácil contar con mentores dentro de ellas. Por eso anima a hacer equipo con los compañeros de trabajo y con los jefes para crear relaciones fluidas. “Busquen consejo y también sean mentores de otros, porque entonces ellos aprenderán a ser mentores a su vez”, recomendó en su conferencia. Del mismo modo, la CEO alienta a las empresas a crear programas para promocionar a las mujeres. Allá por 1993, Deloitte fue una de las primeras empresas en hacer un programa para promover a la mujer, la diversidad y la inclusión. El nombramiento de Engelbert es una buena muestra de su resultado. 

5. Establecer un orden de prioridades. Engelbert destaca la importancia, tanto para las mujeres como para los hombres, de tener una vida plena y bien organizada. También reconoce que en el mundo de los altos ejecutivos, la tensión es muy alta. “Tener, como yo, a 70.000 personas a tu cargo, es algo que intimida”, afirma. Pero así mismo recuerda que, como dice el escritor de best sellers y filántropo James Patterson, en la vida hay cinco bolas fundamentales que hay que tratar de equilibrar -el trabajo, la familia, la salud, los amigos y la integridad-. La del trabajo es de goma y, si se cae, rebota, mientras que el resto están hechas de cristal. “Si tienes un mal día, un mal proyecto, o hay una persona que no te gusta y con la que tienes que trabajar, hay que ponerlo en perspectiva. Pero nunca hay que olvidarse del resto”, dijo. Por eso aconseja cuidar a los pilares fundamentales sobre los que se cimienta la existencia y que tienen que ver con la esfera privada de cada uno.

6. Tu bienestar, primero. Según Engelbert, las mujeres pueden conseguir tenerlo todo. La clave para lograrlo es no dejar que otras personas decidan cómo deben hacerlo. Para ella, el éxito no se trata de equilibrar el trabajo y la vida familiar, sino de integrarlos de manera que tengan sentido para una misma. Con humor, cita una norma que todos hemos aprendido para viajar en avión: ‘Póngase la máscara de oxígeno antes de ayudar a los niños pequeños’. Por ello considera que las mujeres deben centrarse en su propio bienestar, en sus propias necesidades, antes de prestar atención a los demás: "Las mujeres deben aspirar a ser líderes".

Tags:

trabajo

Relacionados