Una imagen de la película 'Escondidos en Brujas', protagonizada por Colin Farrell. | IMDB

5 películas navideñas para gente que odia la Navidad

¿Detestas estas fechas tan entrañables y ni siquiera la televisión te permite un poco de evasión cínica? Tranquila: tus pequeños pajes antinavideños te traen la lista de películas perfecta para las fiestas.

Ana Cortizo | Woman.es

Lo peor ya ha pasado: has sobrevivido a la comida familiar sin asesinar a ninguno de tus cuñados y estás en el sofá, dispuesta a entrar en un coma inducido por paletadas de besugo, gambas y turrón. Y entonces, tu madre grita: "¡Oooh, pero si ponen 'Qué bello es vivir' / 'La gran familia'/ 'Love actually'!" (táchese lo que no proceda) y te echas a temblar. Porque para los antinavideños por convicción, solo hay algo peor que el espumillón y el hilo musical omnipresente: la Navidad de la ficción (¡ahora con un 20% más de azúcar!), llena de moralejas ñoñas, valores familiares y finales felices con jerséis a juego.

Por eso, este año te sugerimos que pases al contraataque. Y que lleves escondida en la pantorrilla, cual puñal de heroína de acción, un 'pendrive' con una de estas películas de ambientación navideña y espíritu pagano. Ya sabes: quien ríe el último, repite de jo-jo-jo.

1. 'Jungla de cristal'
Sí, es una de terroristas, con violencia a porrillo y más balas que una convención de la Asociación Nacional del Rifle. No, no la protagoniza una familia feliz, sino un descreído policía divorciado encarnado por Bruce Willis (aún con pelazo, qué tiempos). Pero (¡ajá!) todo tiene lugar en la fiesta de Navidad de una empresa, así que cumple los requisitos. Y, en última instancia, John McLane solo quiere salvarnos a todos aunque se deje las plantas de los pies y gran parte de su camisa en el proceso. Se admiten comparaciones poco afortunadas con Jesús.

2. 'Gremlins'.
¿Tu familia tiene tendencia a los regalos desquiciantes (¿una panificadora, a mí, que hasta los huevos los compro ya cocidos?) o de última hora? Pues obséquiales a cambio con una bonita fábula sobre el mal que puede desencadenar un presente navideño mal escogido. Sugerencia de debate: eso de no darles de comer después de medianoche y mantenerles alejados de los líquidos, ¿significa que el tío Fede también es un gremlin?

3. 'El día de la bestia'.
Hay que apoyar el cine irreverente patrio: un cura vasco (Álex Angulo) que busca, a base de hacer el mal, a un Anticristo a punto de nacer. Un heavy satánico bastante zopenco (Santiago Segura) que le acompaña, drogado hasta las trancas. Y un Madrid sobreiluminado, hortera, violento y en el que no cabe un alfiler, poblado de personajes demenciales circulando (¡horror!) en ambos sentidos. Si has intentado ir a Cortilandia, sabes de qué hablamos.

4. 'Escondidos en Brujas'.
Tú explícale a la familia que esta película captura a la perfección el espíritu de la Navidad y dale al play. Y luego deja que vayan pillando que te refieres a esa tristeza existencial que te entra cuando ves a hordas de personas haciendo compras navideñas al son de 'Jingle bells' mientras tú solo quieres tumbarte en un rincón oscuro y dejarte morir. Vale, Colin Farrell está penando un asesinato accidental en la ciudad más bonita de Europa y tú no, pero también tienes derecho a enfurruñarte, ¿no?

5. 'Silent night, zombie night'.
No hay sobremesa navideña que se precie sin una buena película de terror que nos ponga las bolas (de navidad) por corbata. Podríamos haber elegido 'Krampus', sobre el demonio alpino, antítesis de Papa Noel, encargado de castigar a los niños que se portan mal; o ‘Navidades infernales’, sobre un demente que se cree un Santa Claus con licencia para matar. Pero nos quedamos con esta película minoritaria, con zombis, policías y triángulo amoroso en habitación cerrada porque es simplemente perfecta para la ocasión. Véndele el tema a la familia diciéndoles que Jesús, con eso de resucitar al tercer día, fue el primer zombi de la historia. Y que esta cinta, a fin de cuentas, es una forma de homenaje... un poquitín herética.