Charlie Hunnam, en una imagen de 'Hijos de la anarquía'. | D. R.

10 rarezas que hacen de Charlie Hunnam único (además de lo evidente)

El estreno de ‘The Gentlemen: Los señores de la mafia’ nos devuelve a uno de nuestros actores favoritos, la estrella más extraña, maniática e inclasificable del momento.

Silvia López | Woman.es

Si no has visto 'Hijos de la Anarquía' tenemos buenas y malas noticas. Lo bueno es que tienes la suerte de poder ver, sin contaminación previa, una de las mejores series de la pasada década, que mezcla Harleys, Shakespeare y 'El Padrino' con resultados adictivos. Lo malo es que te has perdido formar parte de un culto global, el que millones de internautas rinden a su protagonista, el actor Charlie Hunnam que, a sus 39 años, es una de las personalidades más peculiares de Hollywood y una eterna promesa de estrella que, quizá, este año por fin llegue a materializarse. 

El británico forma parte del impresionante elenco de 'The Gentlemen: Los señores de la mafia', el recién estrenado thriller de Guy Ritchie en el que comparte cartel con Matthew McConaughey, Hugh Grant, Colin Farrell y Michelle Dockery (Lady Mary en 'Downton Abbey'). Y la crítica ya ha sentenciado que es la mejor película del director desde 'Snatch: Cerdos y diamantes'. Esto es lo que tienes que saber sobre su protagonista.

El actor Charlie Hunnam. | Joel Ryan / GTRES

1. CINCUENTA SOMBRAS DE GREY. 
Cuando en 2013 la saga superventas iba a dar el salto de la literatura al cine, el elegido para dar vida al complejo protagonista fue Charlie Hunnam (y no el Christian Grey que ahora conocemos, Jamie Dornan). Sin embargo, a pesar de que el anuncio se había hecho oficial y los ensayos ya estaban en marcha, Hunnam se desligó del proyecto aduciendo "conflictos crecientes" con el resto del equipo. En una reciente entrevista para 'The Times', ha explicado que la causa definitiva fue que, mientras los productores enfatizaban el carácter sexual del personaje, a Hunnam le obsesionaba cómo sería la personalidad de un joven multimillonario hecho a sí mismo. De hecho, estudió a Elon Musk, y en él basó su interpretación durante los meses que estuvo vinculado al proyecto que, según él, "fue la peor experiencia profesional de mi vida" (aunque mantiene una buena amistad con la directora Sam Taylor-Wood).

2. PÁNICO A LOS GÉRMENES. 
Sin embargo, son muchos los creen que el verdadero motivo era la cantidad de escenas de sexo, una exposición de piel francamente complicada de afrontar para una persona escrupulosa. Y Charlie Hunnam es un reconocido misofóbico (es decir, siente verdadero pánico a la suciedad y los gérmenes) desde que, cuando era un niño, caló en él una campaña de salud pública dirigida a los estudiantes británicos en los años 80 para evitar que se contagiaran de un parásito presente (entonces) en los perros, un contagio que podía provocar ceguera, según explicó en una entrevista. "Todos creen que es maravilloso ser actor y que te besen un montón de actrices bellísimas, pero la realidad es que lo odio. No quiero besar a nadie que no sea mi novia", confesaba.

Charlie Hunnam, en la premiere de 'Rey Arturo: La Leyenda de Excalibur'. | Joel Ryan / GTRES

3. SEGUNDO PLANO. 
"Cuando vas a comprar leche y ves a algunos actores en 20 portadas de revistas diferentes, cuando después los ves en una película te cuesta más creer al personaje porque has visto su cara en todas partes", explicaba en una entrevista sobre por qué es tan reacio a acudir a fiestas y estrenos, además de a hacer sesiones de fotos y salir en prensa en general. "Creo que si sabes encontrar el equilibrio entre cierto grado de anonimato y trabajos interesantes puedes aspirar a una carrera más longeva", confesó.    

4. FANS O TROLLS. 
La relación del actor con sus seguidores ha sido bastante complicada y no sólo por este deseo de anonimato. Están por un lado quienes no sucumben a sus encantos (cuando se supo que iba a interpretar a Christian Grey, se reunieron unas 10.000 firmas para evitarlo y se armó tal revuelo que llego a necesitar guardaespaldas). Sin embargo, son mucho más numerosas las personas que lo adoran. De hecho en 2016 tuvo que emitir un comunicado pidiendo a sus fans que dejaran de insultar y amenazar a su novia, la empresaria Morgana McNelis (son pareja desde 2005). Con todo, es uno de los actores más amables con sus fans. Sus compañeros en 'Hijos de la Anarquía' reconocían la infinita paciencia de Hunnam a la hora de firmar autógrafos. 

Charlie Hunnam y  Morgana McNelis. | FAMEFLYNET PICTURES / GTRES

5. PARECIDOS RAZONABLES.
La impresionante semejanza que guarda con Travis Fimmel, el protagonista de 'Vikingos', no es solo una de las mayores obsesiones de Internet (de hecho, un meme brillante reza: "Para demostrar que no son la misma persona deben presentarse desnudos a la vez en mi cama"). También le ha proporcionado anécdotas divertidísimas. En una entrevista confesó que ha firmado cientos de autógrafos sobre fotos de Travis Fimmel, ya que cuando los fans los confunden no los saca de su error (y tiene la precaución de no firmar con su nombre). Además, contó que durante un tiempo fueron vecinos en el mismo barrio y que una vez le echaron de un bar nada más entrar por un altercado que tiempo atrás había provocado el actor de 'Vikingos'. Con otra celebridad que se le compara a menudo es Brad Pitt (de hecho, en un episodio de 'Hijos de la Anarquía', se comenta el parecido de su personaje, Jax Teller, con el ex marido de Angelina Jolie). También estos comentarios se los toma con buen talante. "Creo que hay muchísimas cosas peores que que te comparen Brad Pitt. Además, es un actor que toma decisiones muy interesantes".  

6. NEURÓTICO.
Charlie Hunnam no tiene problema en compartir algunos momentos mentales complicados. Ha confesado por ejemplo que, tras rechazar el papel de Christian Grey, sufrió una crisis nerviosa o que tiene demasiada necesidad de control ("por lo que no es bueno para mí ver una película en la que aparezca yo si ha pasado poco tiempo desde el rodaje", afirmó en una entrevista). También ha reconocido: "Soy consciente de que muy poca gente consigue vivir la vida que siempre ha deseado, pero soy tan neurótico que ni siquiera me paro a pensar en ello, sino que suelo estar pensando en ‘no cagarla’ en la siguiente escena". 

7. AUTODIDACTA Y AUSTERO.
Le expulsaron del instituto y tuvo que hacer los exámenes desde casa: "Decidí, a causa de esa experiencia, que iba a acelerar mi plan y no iba a ir a la universidad. En cambio, fui a un colegio comunitario y estudié la teoría y la historia del cine con la idea de escribir y dirigir", confiesa. Mientras intentaba abrirse camino en la industria, aceptó todo tipo de trabajos. "Al crecer en una zona rural, he hecho de todo, desde recoger fresas a cavar zanjas", ha admitido. De hecho, cuando tiene problemas en el trabajo, se motiva a sí mismo recordando que podría estar haciendo esos trabajos tan duros.  

8. ARTISTA TOTAL.
Hunnam no se considera solamente un actor: "Justo antes de 'Hijos de la Anarquía' me tomé 18 meses sabáticos en los que no quise leer ni un guión ajeno y me dediqué a escribir uno mío. Sentía que necesitaba hacer algo sobre lo que yo tuviera el control como artista y como humano". Además de haber escrito varios guiones, es pintor, compositor (le encanta el hip hop) y fotógrafo.

9. EL PESO DE LA BELLEZA. 
Es consciente de su impresionante atractivo, de hecho, fue descubierto en parte gracias a ello. Un día de Nochebuena, estando algo borracho, fue a comprar unos zapatos para regalar a su hermano y se dio cuenta de una mujer en la zapatería no le quitaba la vista de encima, así que le lanzó un beso. Resultó ser una directora de casting, que le consiguió un papel en la serie 'Byker Grove'. Fue encadenando pequeños roles hasta conseguir ser uno de los personajes recurrentes de 'Queer as Folk' (una serie famosa por normalizar la homosexualidad en televisión) y el protagonista de la comedia romántica 'La leyenda de Nicholas Nickleby', un punto de inflexión en su carrera. "Estaba interpretando a todos esos chicos guapos y angelicales y de repente me dije "¿qué estoy haciendo? éste no soy yo, ni como hombre ni como artista", así que decidí que tenía que cambiar la creencia que tenía la gente de que era demasiado guapo para interpretar a un personaje con mala leche". Sin embargo, no reniega de su aspecto como a menudo hacen otros actores y actrices. "Soy consciente de que el hecho de ser guapo me brinda un mayor abanico de oportunidades, pero creo y espero que lo que aporto como actor sea mucho más que ser atractivo". 

10. PASADO CONFLICTIVO.
"Mi padre era un tipo duro de verdad. Hizo dinero fuera de la ley, así que conocía ese mundo muy bien. Era temido, respetado y amado a partes iguales. Realmente, era un tipo serio de joven", recordaba en USA Today sobre su padre, fallecido en 2013. Su conocimiento sobre este mundo jugó a su favor cuando hace unos años consiguió quedar para charlar con Guy Ritchie. Acabaron hablando durante más de dos horas sobre marihuana y sus contactos con ese lado oscuro impresionaron al director. Primero le dio el protagonismo de 'Rey Arturo: La leyenda de Excalibur'. Y en 'The Gentlemen: Los señores de la mafia' ha vuelto a apostar por él.

Relacionados