Las luces led diurnas, de serie. | ŠKODA AUTO

Skoda ya tiene SUV pequeño, se llama Kamiq y ya está a la venta

Es la versión checa del Seat Arona, y sus precios parten de los 17.400 euros.

Rafael J. Cid | Woman.es

Los SUV, o todoterrenos de carretera, siguen su ascenso imparable, y cada vez son más los que los prefieren a los coches de toda la vida. Skoda acaba de añadir a su gama el Kamiq, que  con sus 4,24 metros de longitud –algo menos que un Volkswagen Golf– se convierte en el pequeño de la casa.

El Kamiq cuenta con un interior digitalizado, y puede contar con relojes digitales y pantallas de hasta 10 pulgadas, que opcionalmente incluyen amplias posibilidades de conectividad, Internet incluido. Mientras, el maletero asciende a 400 litros de capacidad, una cifra intermedia para su segmento.

Como curiosidad, incluye diversos detalles típicos de Skoda como paraguas escondidos en las puertas delanteras o rascador de hielo en la tapa de la gasolina (mira todos los detalles, en imágenes). 

Será animado por motores gasolina TSI de 1.0 litros y tres cilindros, con potencias de 95 y 115 CV, a los que se unirá posteriormente un 1.5 de cuatro cilindros con 150 CV. El apartado diésel lo solventa el 1.6 TDI de 115 CV, y en próximo año habrá un G-Tec de gas de 90 CV.

La ligereza del Kamiq, que arroja en la báscula 1.231 kilos, hace que sus pequeños motores sean suficientes para moverlo con soltura, aunque será la versión de 150 CV la que permitirá alegrías al volante.

Su agilidad es notable, pues su altura no es excesiva y no presenta demasiados balanceos de la carrocería, de manera que su conducción es muy pareja a la de cualquier utilitario. Siempre de tracción delantera, se muestra noble en todo momento, con una trasera bien sujeta al asfalto y un equilibrio notable entre eficacia y confort.

Skoda ofrece opcionalmente una amortiguación electrónica con dos niveles de firmeza, que se suma al botón sport, que endurece dirección y hace más rápida la respuesta del acelerador. Sin embargo, está muy poco marcado y el conductor apenas nota las diferencias entre los modos más suaves y los más deportivos, así que no te recomendamos este extra.

En definitiva, el Kamiq es una alternativa perfecta a los utilitarios de siempre, con una estética de moda, y su conducción es casi idéntica a la de aquellos.

Relacionados