Y guarda todo lo que quieras en su espacioso cajón. | Juanjo Molina

Probamos el nuevo scooter Filly

Es el referente de la línea femenina de KYMCO y sabemos por qué.

Woman.es para KYMCO

Líneas suaves y redondeadas y un montón de pequeños detalles super prácticos convierten a esta moto en la opción perfecta para la mujer todoterreno. Y como nosotras no podemos serlo más, la hemos probado durante una semana. ¿Quieres saber qué es lo que nos ha parecido? Sigue leyendo...

Ver 6 fotos

Lo primero que nos ha llamado la atención de este nuevo scooter es lo chulísimo que es: diseño elegante y moderno, cromados y una preciosa gama de colores hacen de él mucho más que un medio de transporte: ¡es el accesorio perfecto!

Una vez sobre el scooter, resulta que es comodísimo. Tiene el suelo plano, que permite apoyar objetos y subir y bajar con más facilidad, un gancho para colgar el bolso y un asiento de apertura automática con un gran hueco debajo perfecto para guardar el casco y todo lo necesario para el día a día.

¡Arrancamos!

La conducción del nuevo Filly de KYMCO se nos hace sencilla y muy segura, en parte gracias a su frenada antibloqueo con ABS y tiene una buena salida cuando estás parada, por ejemplo en un semáforo. Resulta super cómodo en altura, llegar con los dos pies al suelo da seguridad a la hora de conducir y su tamaño en general lo hace práctico y manejable para moverse entre los obstáculos de la ciudad y su peso es bajo, un plus a la hora de aparcar. 

¿Lo mejor? Hemos ahorrado tiempo. Un trayecto normal que en coche nos llevaría unos 20 minutos, lo hemos hecho en la mitad. 

¿Guapa al volante? Sí, con Filly

Se acabó aquello de pensarse lo que puedes o no ponerte si tienes que moverte en moto. Pilotando el Filly de KYMCO no existen limitaciones, su suelo plano facilita cualquier tipo de calzado (y siempre puedes guardar el recambio en el hueco bajo el asiento). Un casco tipo jet, que también cabe bajo el asiento, permite llevar pendientes tan grandes como quieras y el bolso, tanto si llevas uno mini como si eres de tote bags, va perfecto enganchado bajo el manillar. 

En fin, que nos ha gustado tanto que no queremos devolverlo.