Instagram

El hotel que decidió vetar a las influencers

Un establecimiento de Dublín ha decidido "expulsar" a todos los bloggers que intenten ingresar en sus instalaciones. 

Woman.es

El negocio de los influencers siempre ha estado en el punto de mira. Su forma de vida es envidiada por muchos y criticada por otros, que no terminan de entender en qué consiste realmente su trabajo. De ahí que en ocasiones sucedan cosas como la que recientemente ha tenido lugar en Dublín. 

Todo ocurrió hace unos días cuando Elle Darby, con casi de 93.000 suscriptores en Youtube, envió el siguiente email al hotel White Moose Café de Dublín: "Trabajo como influencer en redes sociales, sobre todo en temas como estilo de vida, belleza y viajes. Mi pareja y yo estamos planeando ir a Dublín para pasar el fin de semana de San Valentín, del 8 al 12 de febrero, y conocer la zona. Mientras buscaba lugares para hospedarme, encontré su impresionante hotel y me encantaría enseñarlo en mis vídeos de YouTube y en mis historias y publicaciones de Instagram para llevar clientes a su hotel y recomendarles a otras personas que hagan reservas en su establecimiento. A cambio, alojamiento gratuito".

La propuesta de la joven de 22 años no era la primera vez que la llevaba a cabo, ella misma cuenta en el correo electrónico cómo se hospedó en un local en Florida llegando al mismo acuerdo, pero esta vez no corrió la misma suerte. Paul Stenson, responsable del hotel, decidió responder a la petición con un mensaje que, aunque no dijo a quien iba dirigido, quiso hacer público en la página de Facebook del local: 

"Querida influencer. Gracias por tu correo electrónico en busca de alojamiento gratuito a cambio de publicidad. Se necesitan pelotas para enviar un correo electrónico como ese. Si te dejo dormir aquí a cambio de salir en un vídeo, ¿quién va a pagarle al personal que cuida de ti? ¿Quién va a pagar a las camareras que limpian tu habitación? ¿A los que te sirven el desayuno? ¿La recepcionista que te registra? ¿Quién va a pagar por la luz y el calor que usas durante tu estancia? ¿Tal vez debería decirle a mi personal que aparecerán en tu vídeo en vez de pagarles por el trabajo que hacen mientras estás en la residencia? Mis mejores deseos. P. D. La respuesta es no".

Por supuesto la respuesta no ha pasado desapercibida y se ha iniciado todo un movimiento en redes a favor y en contra de la postura del establecimiento. Tanto es así que incluso éste ha llegado más allá: "He tomado la decisión de prohibir a todos los bloggers entrar en nuestro hotel y cafetería. Si alguno de ustedes intenta ingresar a nuestras instalaciones a partir de ahora, será expulsado. Tras las reacciones recibidas después de pedirle a un influencer no identificado que pague una habitación en nuestro hotel, tomé la decisión de vetar a todos".

Por su parte, Elle Darby ha subido un video a su canal de Youtube en el que explica lo ocurrido después de que varios seguidores identificaran que era ella quien estaba detrás de la comentada petición, y cuenta la humillación que sintió al recibir esa respuesta por parte del director del local públicamente: "No sé cuál fue su intención pero fue malvado".

Relacionados