pizza con purpurina, la tendencia de Instagram. | Moncherie / GETTY

Pizza de purpurina, un sueño hecho realidad

Esto es lo que ocurre cuando juntas tus dos cosas favoritas: pizza y purpurina. 

Aida Ortega | Woman.es

Pizza de purpurina, ¿estás preparada para morir de amor?

Voy a reconocer algo, hay pequeñas cosas que consiguen que cobre sentido un día que a priori parecía normal y tranquilo. Dándole al teclado estaba cuando una de mis compañeras me ha enviado un link de una cuenta de Instagram. Al entrar, he descubierto que se trataba de un local de Santa Monica, Los Angeles. No era un sitio cualquiera, pues allí hacen la que es mi comida preferida del mundo mundial: la pizza. Sí, a mi se me conquista con muy poco. 

via GIPHY

Obviamente, nada mas ver de qué se trataba me he emocionado, pues debes visitar el perfil de DagWoods para ver que pinta tienen sus creaciones. Sin embargo, y tras ver varias fotografías, mi emoción ha ido en aumento llegando a alcanzar el nivel de pequeños gritos que han provocado miradas en toda la redacción. ¿La razón? Este restaurante americano ha dado con una combinación inimaginable y mágica, ya que ha juntado las dos cosas que más me gustan: la pizza y la purpurina

 

Introducing the mythical, legendary, and #MagicalAF Pizza. Tasting is believing. #dagwoodsfeelsgood

Una publicación compartida de DagWoods (Santa Monica) (@dagwoodspizza) el

Soy de las que se le va la mano con el brilli brilli en el maquillaje, que su corazón se acelera cada vez que algo lleva glitter, bien sea una crema solar o una colchoneta hinchable. La fantasía me hace feliz. Así que imagina mi cara al ver qué sirven en este establecimiento. 

 

Do you believe in magic? #MagicalAF 🦄🍕

Una publicación compartida de DagWoods (Santa Monica) (@dagwoodspizza) el

Sobra decir que he vuelto a creer en la magia, pues dime cómo se consigue que una pizza tradicional se decore de un degradado brillante de colores en tonos azules y rosas. ¿A qué sabrá? Como era de esperar, ahora ya solo pienso en coger un avión rumbo a Estados Unidos. 

La pizza con piña no la tolero, no debería existir, pero digo sí a la pizza con purpurina. Qué alguien me lleve a probar esta locura.