D.R.

Ocho restaurantes insólitos que te dejarán la boca abierta... y hecha agua

Mientras que algunos no tienen carta, otros se centran en un solo plato o se ubican en entornos especiales. Sus propuestas son atrevidas y aseguran experiencias gastronómicas muy peculiares.

Laia Antúnez | Woman.es

1. Raimunda (Madrid)

La terraza de Raimunda se convirtió en el place to be del verano. Ahora, su restaurante interior, ubicado en el Palacio de Linares, sede de Casa América, nos transporta a un mundo tropical gracias al interiorismo del estudio Madrid in Love. Además, el chef Sergio Fernández propone una carta con sabores del otro lado del Atlántico: ensaladilla rusa con boniato asado y tobiko, tacos de chamorro con cerdo asado desmigado, dados de pollo al ajillo oriental, etc.

Paseo de Recoletos, 2.

2. LobsTerie (Madrid)

Todo gira alrededor del bogavante en este restaurante que abrieron hace unos meses Arnaud Keres y Clement de La Jonquièrees. Un lobster bar, inspirado en los que se encuentran en Estados Unidos, donde no falta el famoso Lobster Roll, elaborado con brioche y, en este caso, bogavante azul gallego, las croquetas de bogavante y algunas otras opciones de marisco.

Gravina, 17.

D.R.

3. Doo Bop (Barcelona)

El chef Nico Circo (Federal, Tarannà) se arriesga con la cocina cajún en este restaurante donde mandan platos como los waffles con pollo frito, los nuggets de mejillones y los tacos de gamba frita, todos excelentemente ejecutados. Un homenaje a la cocina de Nueva Orleáns, con algunas referencias a México y a Vietnam. Sus acompañamientos, como el cornbread con mantequilla de chile ancho, y su carta de cervezas artesanas y milkshakes caseros son de 10.

Sardenya, 48.

D.R.

4. Plat Únic (Barcelona) 

En el hotel Yurbann Trafalgar, este restaurante se inspira en las antiguas fondas y sirve durante todo el día un único plato. Empezaron con un costillar de vaca rubia gallega, siguieron con la “escudella y carn d’olla” y a partir de febrero sorprenderán con una nueva receta de corte tradicional. Podrás rellenar tu copa o jarra de vino a tu antojo. Trafalgar, 30.

D.R.

5. Deli_rant (Madrid)

Los platos de Deli_rant no son lo que parecen y es que su carta, que invita a probar sensaciones nuevas, viene cargada de trampantojos. Una crema catalana de torta del Casar, una madalena que esconde una hamburguesa, unos churros de rabo de toro o una cata de cervezas heladas. Los postres son sorprendentes y, además, cuentan con una biblioteca con más de 1.600 títulos que podrás leer en su salón o llevártelos mediante préstamo a tu casa. Almirante, 20.

D.R.

6. Kao Soldeu (Andorra)

Alta gastronomía china en un entorno de montaña. La familia Kao ofrece una selección de los platos más emblemáticos de sus restaurantes barceloneses Shanghai y Kao Dim Sum en el winter pop-up restaurant Kao Soldeu, en el hotel Park Piolets Mountain Hotel & Spa, al pie de las pistas de esquí de Grandvalira. Podrás degustar sopas, dim sum y el tradicional pato Pekín con vistas a la nieve, en una sala con interiorismo de Pilar Líbano que combina el estilo nórdico y la sofisticación asiática. Estará abierto hasta el 21 de abril.

D.R.

7. Los Olivos (Madrid)

Ubicado al pie del Cerro de los Ángeles, en Getafe, y con más de 15.000 m2 de extensos jardines naturales –cuidados durante todo el año– y patios cubiertos, este hotel y restaurante se convierte en un magnífico escenario para acoger eventos privados y bodas. Entorno, exclusividad y la posibilidad de personalizar el acontecimiento a tu gusto. Su cocina es mediterránea y, en verano, podrás disfrutar de su piscina exterior.

Carretera de Andalucía, km. 12,7.

D.R.

8. Valmas (Barcelona)

No hay carta, no hay que elegir, solo hay que dejarse llevar por la chef granadina Melissa Herrera. Ella visita a diario los mercados de La Boqueria y El Ninot y sorprende con platos siempre nuevos que se inspiran en el recetario andaluz y mediterráneo, a menudo con toques de la cocina internacional. Inquieta, creativa y atrevida, el carácter de Melissa (cocinera autodidacta que participó en “Top Chef” después de aprender en distintas cocinas del mundo) se traslada a sus creaciones gastronómicas. Confianza ciega.

Mallorca, 235.

D.R.

 

Relacionados