La lasaña de crema de cacahuete de Hugs and cookies XOXO. | hugsandcookiesxoxo.com

Antes de empezar con la operación bikini tienes que probar esta lasaña de postre, con galletas y crema de cacahuete (has leído bien)

El nuevo postre favorito de Garfield.

Juande Corrales | Woman.es

¡Quieta ahí! Si ya has pagado la cuota del gimnasio, te has comprado tus buenas mallas o has llenado tu nevera de lechuga para preparar tu cuerpini de cara al verano que está por venir, debes hacer un 'tiempo muerto', aunque solo sea por un día, y es que nuestras súplicas han sido escuchadas: ¡la lasaña de postre existe!

Vale que la bechamel nos pueda, pero, ¿dónde dejamos el dulce? Esa gana atroz que te entra a la hora del café quedará saciada (y tanto) con el postre que hemos encontrado en el blog Hugs and cookies XOXO: una lasaña hecha con crema de cacahuete. Lo malo (si es que hay algo malo en esto) son las calorías, y lo mejor es que nos ha dado un montón de ideas, porque ya estamos pensando en la de versiones que podemos hacer con Nutella, chocolate blanco, cookies... 

Todas las cosas 'prohibidas' tienen cabida en este postre, pero para hacer la original, lo que necesitas es crema de cacahuete, galletas rellena de esta crema, nata montada y natillas de las instantáneas, vamos, que no tienes que mancharte más de la cuenta, ¿manos a la obra?

Los ingredientes necesarios para la lasaña de crema de cacahuete. | hugsandcookiesxoxo.com

La receta es muy sencilla: capas de galletas, mojadas con crema de cacahuete derretida, natillas y nata montada, siempre alternando.

El paso a paso de la lasaña de galletas de cacahuete. | hugsandcookiesxoxo.com

Al final, decoras con nata montada y espolvoreas galletas cortadas a trocitos, 'et voilà!':

El resultado final: la lasaña más gocha del mundo mundial. | hugsandcookiesxoxo.com

Ahora bien, como recomienda dicho blog, te toca dejar esta lasaña tan apetitosa reposando en la nevera, al menos una noche, para que las galletas se empapen bien y no quede hecho un bloque. No obstante, si la quieres para ya se nos ha ocurrido un truquito: ¿y si las mojas en leche o, incluso, batido de vainilla? Podrás comértela en cuanto se enfríe un poco, eso si eres capaz de esperar...

Relacionados