La nieve y el queso: dos pasiones unidas

Un plan más que perfecto, degustar los ricos quesos elaborados en los valles del pirineo catalán y disfrutar de la nieve en un entorno incomparable .

La naturaleza ha bendecido a los valles del Cadí con una espléndida zona de pastos verdes y forrajes que unidos al excelente clima mediterráneo, transformado por la montaña, les ha permitido elaborar productos lácteos de calidad desde el año 1915. Cadí garantiza al recoger diariamente su leche a los ganaderos y sometiéndola desde su origen a los más estrictos controles sanitarios. En el proceso se combina el saber hacer tradicional con la más moderna tecnología, obteniendo como resultado final una mantequilla y unos quesos que han otorgado a Cadí el reconocimiento en España y Europa como productos de alta calidad gozando la mayoría de la marca “Q” de calidad alimentaria.

Para todos los gustos

Podemos encontrar Cadí Crema, el Cadícoop, bajo en grasa y sal, los Minis, y los frescos: el Mató del Pirineo y Cadí Fresc.

Pero si lo que deseas degustar es un queso suave con notas de frutos secos, musgo y setas y textura tierna, el queso Urgèlia es para ti, imposible no probarlo.

Si lo que quieres es acercarte a la gran oferta gastronómica y turística de la zona, no dudes en informarte en www.trau.org (TRAU: Associació de turisme rural de l’Alt Urgell - Cerdanya) y en www.hostaltur.com (Associació Hostaleria de l’Alt Urgell).