Mujer tomando té. | Gtres

Té de jengibre, cómo hacer la bebida quemagrasas a la que Aitana o Paula Echevarría son adictas

Es una alternativa perfecta para evitar pasarse con el café o las bebidas azucaradas industriales.  

Woman.es

En días de confinamiento, la cocina se convierte en un arma de doble filo. Por un lado, puede ser uno de los mayores entretenimientos para sobrellevar mejor el aislamiento en casa, pero por otro lado, suele esconder muchas tentaciones en las que, al estar tantas horas encerradas, es más fácil caer. El dulce es un ejemplo de estas tentaciones, pero también el café y las bebidas azucaradas industriales, de las que se suele abusar en estas circunstancias.

Afortunadamente, hay alternativas excelentes para no caer en esto último, y el té de jengibre es una de ellas. Celebrities como Paula Echevarría o Aitana Ocaña son adictas a esta bebida quemagrasas que es muy sencilla de hacer.

Mientras que a la actriz hemos llegado a verla en las redes sociales tomando incluso chupitos compuestos al 100% por esta planta de origen asiático, la cantante ha confesado que se ha vuelto una fan del té elaborado con este famoso tubérculo. "Estos días me he aficionado mucho al té de jengibre", escribió en una de sus últimas publicaciones en Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

estos días me he aficionado mucho al té de jengibre⛄️☕️ ¿cómo estáis?

Una publicación compartida de AITANA (@aitanax) el

Con un alto poder diurético, el jengibre está considerado como alimento termogénico; es decir, es apto para acelerar el metabolismo y que el cuerpo consumo más energía.

Para prepararlo, circulan muchísimas recetas por internet, siendo una de las más sencillas y rápidas aquella que consiste en mezclar en un litro de agua -para que dé para varias personas- un bulbo grande de jengibre y un chorrito de zumo de limón, aunque el punto cítrico es opcional, al igual que la menta fresca, de la que puedes añadir pizca para aportarle más matices al té.

Hay quien este último ingrediente, el principal, lo raya, y quien lo pone entero a cocer con el agua. En cualquier caso, cuando lo hayas dejado reposar para que el agua infusionada adquiera todo el sabor de los ingredientes utilizados, cuélala para evitar que se metan pequeñas porciones no deseadas en la bebida una vez servida. 

Además, puedes aportarle dulzor al té con algún edulcorante que no sea el azúcar, como la stevia o la miel pero, en la medida de lo posible, lo recomendable es evitarlo porque no dejan de ser productos que añaden azúcar a la receta. 

Relacionados

-->