Foto artística de una galleta Oreo. ¿Cuál es su fórmula secreta? | @oreo / INSTAGRAM

Oreo revela el misterio sobre su sabor y es... ¡muy 'spanish'!

Acaba el reto. 

Clara Hernández | Woman.es

Hace ya seis meses que Oreo desafió a sus fans con un divertido reto que, esta semana, llegaba a su fin,

Todo empezó el pasado mes de septiembre, cuando la marca lanzó una alerta a través de sus medios sociales. La compañía se disponía a poner en circulación varios paquetes de galletas Oreo de una edición limitada y con un sabor escondido que, además, las hacía deliciosas, según algunos usuarios. Esos paquetes estarían identificados con las palabras 'Mystery Oreo' (la etiqueta que usó ya con anterioridad para otro reto en 2017) y estaba previsto que aparecieran en algunas "estanterías de supermercados a partir del 16 de septiembre", en principio en Estados Unidos y Canadá. 

Los responsables de Oreo, además, emplazaban a sus numerosos seguidores a convertirse en detectives y descubrir cuál era el nuevo sabor que habían incluido en esa edición antes del 10 de noviembre. Quienes acertaran y contestaran dentro del plaza tendrían oportunidad de ganar 50.000 dólares.

En apariencia, las nuevas galletas eran casi idénticas a las clásica y no parecían presentar demasiadas diferencias. Pero en cuanto a sabor, ya era otra cosa.  La marca, de todas formas, prometía facilitar pistas para ayudar a la resolución de la cuestión en los mismos paquetes y anunciaba que la primera pista estaba "en el sabor de la crema". 

- ¿Oreo rebozadas? Sí, es lo último de la gastronomía de USA

- Diez restaurantes nuevos en los que tienes que reservar ya.

Este lunes, se hacía la luz en la página que se había habilitado para el desafío y en las reces sociales de Oreo. Y la respuesta no puede habernos satisfecho más. Porque el sabor secreto de la galleta era, ni más ni menos, que churro, uno de los 'frutos de sartén' más típicos de España, conocido también en Portugal y América Latina, y que poco a poco se van introduciendo en nuevos mercados. 

Ahora queda por saber si este experimento ha tenido las consecuencias esperadas y un feed back positivo sobre su sabor, lo que tal vez haría que pronto nos las encontráramos en los supermercados. ¿Qué te parece la idea?

 

Relacionados

-->