A Marian Keyes, los fogones la ayudaron a plantar cara a una depresión. Ahora publica sus mejores recetas en ‘Salvada por los pasteles. Más de 80 maneras de hornear la felicidad’ (PJ, 22,90 €).

Dulce Navidad

¿Pueden los pasteles hacernos más felices? La repostería sirvió como terapia a la escritora Marian Keyes para superar una depresión.

Isabel Loscertales

En sus novelas, Marian Keyes presenta a mujeres que deben afrontar un mal momento en su vida. La misma autora ha superado varios a lo largo de la suya. El último en 2009, cuando le diagnosticaron una depresión. Probó sin suerte la terapia, el yoga, la meditación... Hasta que un día decidió hacer un pastel de cumpleaños a una amiga y, a pesar de su declarado odio a la cocina, lo pasó tan bien que empezó a preparar más y más. «La repostería no me ha curado, pero sí ha conseguido que salga adelante», confiesa.

¿Cómo estás Marian, has superado tu depresión?
Bueno, estoy bastante mejor, pero ya no soy la persona que antes era. Confiaba en que volvería a ser ‘normal’, pero soy consciente de que eso no va a ocurrir. Tengo que admitir que la persona que una vez fui se ha ido para siempre y es mejor que acepte a la nueva cuanto antes. He de vivir conmigo misma...

¿De qué forma te ayudó la repostería?
Me di cuenta de que era una de las pocas, poquísimas cosas que podía hacer. Era totalmente incapaz de centrarme en nada más. Preparar tartas y galletas es reconfortante y me ayuda a pasar el día.

¿Por qué los fogones sí y otras cosas como el deporte o la medicina, por ejemplo, no funcionaron?
No lo sé, intenté muchas cosas y nada me sirvió. Simplemente, la repostería consiguió absorberme.

¿Y cuándo leeremos tu próxima novela?
‘The Mystery of Mercy Close’ se publica ahora en Reino Unido, y en primavera en España. De nuevo trata sobre la familia Walsh, sobre Helen, la investigadora privada, que se ha quedado sin trabajo y tiene muchos otros problemas. Helen es su peor enemiga.