BEERMAN

Dime cómo te gusta el champagne y te diré con qué alimentos debes maridarlo

El champagne es una de esas bebidas que siempre va asociada a momentos felices y de celebración. Sin embargo, si no sabemos maridarlo correctamente puede que no estemos sacándole todo el partido ni apreciando todos sus matices. Por eso, para que esto no vuelva a pasarme vamos a enseñarte a combinar a la perfección tu bebida favorita con los alimentos que potencian su sabor. 

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

El verano es la época del año ideal para disfrutar de una buena botella de champagne en nuestras vacaciones, especialmente si tenemos en nuestra agenda estival alguna celebración que incluya una 'pool party', una salida en barco o simplemente una comida o una cena con amigos en la terraza o el jardín de casa. Sin embargo, en todos estos eventos, el calor suele hacer de las suyas y en muchas ocasiones, para continuar bebiendo el champagne frío, cometemos el error de añadirle hielo en la copa para tomarlo.

Esto, que sería un sacrilegio para una botella de brut, es ideal para Möet Ice Imperial, el espumoso de la firma especialmente creado para beberse con hielo que se distingue por su carácter afrutado, su paladar seductor y su madurez elegante. Este año se cumplen 10 años de su lanzamiento y para celebrarlo vamos a enseñarte a maridarlo correctamente.   

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de degustar un champagne correctamente es elegir bien la copa. "No debemos utilizar las copas que son muy estrechas ni las llamadas copas 'pompadour', es mucho mejor optar por una copa de vino. Sin embargo, al margen de su forma, lo más importante es la finura del cristal. Ni el agua sabe bien en un cristal gordo", asegura Xavi Monclús, enólogo de Möet & Chandon.

ALEXANDRE JAMES

"Möet Ice Imperial es magnífico para frutas, para un buen foie, para quesos como el roquefort y el camembert y todos los quesos azules, y para algunos platos de sushi también funciona perfectamente", añade. Tal y como comenta, marida a la perfección con aperitivos, fruta madura, elementos dulces, alimentos cocinados sin calor como marinados o ceviches, condimentos exóticos como leche de coco o lima, sushi, quesos azules y tempuras ligeras. Por el contrario, no es recomendable combinarlo con compotas, carnes asadas, fritos grasos pesados, alimentos con un potente sabor a mar o con una acidez excesiva.

Si eres más de champagne rosado, entonces sin duda tu opción es Möet Ice Imperial Rosé, que evoca a notas rojas como las mermeladas de grosella y frambuesas, así como tonos profundos de arándanos, higos y moras. "Al champagne rosado le van los rulos de queso de cabra, la mozzarella, la burrata, los quesos frescos... Un maridaje absolutamente perfecto para el rosado es coger una mozzarella, cortarla y enrollar una anchoa a cada lado de la mozzarella. A continuación un traguito de rosado, y a llorar como niños", afirma Xavier.  

Y es que, el champagne rosado funciona perfectamente con la parte marina, con la parte yodada de las cosas, por lo que es especialmente interesante combinarlo con anchoas, algas, percebes o gambas rojas.