Sara Carbonero confía en los vestido largos para esta temporada. | INSTAGRAM

El capricho 'foodie' de Sara Carbonero en el desayuno

¡Qué hambre!

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

“Seguro que no comen casi nada y se pasan todo el día en el gimnasio”, oímos a menudo cuando se habla de las espectaculares siluetas que lucen actrices, modelos e influencers. Pero cuidado con afirmar algo tan peligroso porque, aunque muchos no lo crean, no es verdad. La clave de una dieta sana es comer de todo con moderación y mantenerse activo haciendo un poco de ejercicio físico al día.

De ahí que nos haya encantado una imagen que Sara Carbonero ha compartido en su Instagram Stories. La periodista nos ha mostrado su desayuno y para nada es lo que muchos se esperaban con tanto aguacate y semillas de lino invadiendo los ‘breakfast’ digitales. Sara ha disfrutado de un café con leche con una mini napolitana de chocolate. ¡Olé ahí!

Algo que muchos de vosotros consideraréis banal, pero que en una sociedad marcada por el body-shaming es todo un mensaje positivo a sus seguidoras. ¿Se puede comer de todo y estar estupenda? Sí. La clave está en hacerlo con moderación y en no comerse catorce napolitanas seguidas.

Porque cuidarse también consiste en darse pequeños caprichos. | INSTAGRAM

Además, Sara acude regularmente al gimnasio y es una ‘runner’ confesa, aunque con moderación. Así pues, olvídate de dietas milagro que dejan fuera ciertos alimentos y céntrate en asegurarte de que tu cuerpo recibe todos los nutrientes que necesita y que, a la vez, quemas las calorías necesarias para que haya un equilibro entre lo que necesitas y lo que no. Sencillo y sin trampa ni cartón.

Y una vez aclarado el tema de la nutrición, deciros que Sara no estaba sola durante ese desayuno. ¿Os habéis fijado en que sobre la mesa estaba el libro Tiempo de Tormentas de Boris Izaguirre? ¡Pues ella estaba con él! Y así lo ha querido dejar claro con una imagen en la que ambos aparecen felices de la vida.

Con un desayuno y un encuentro así, seguro que el día de Sara Carbonero ha sido de los mejores. ¡Envidia (sana)!