woman | El lujo de ser mujer

D.R.

10 restaurantes de estreno

Da sabor al final del verano con estas propuestas recién inauguradas: un chiringuito sin mar, un peruano en Formentera, marisco y arroces a gogó o un menú de postres. Rico, rico.

Isabel Loscertales | Woman.es

Lobito de mar (Marbella)

Lo nuevo de Dani García (dos estrellas) es este chiringuito sin playa en el que recupera los platos de su infancia. Los divide en dos cartas: una de tapeo informal (unos 30 €) y otra más formal a base de mariscos, atún y arroces (unos 45 €). Tiene terraza y una preciosa decoración a cargo de Rosa-Violán. Av. Bulevar Príncipe Alfonso von Hohenlohe, 178.

D.R.

Maná 75º (Barcelona)

Un local luminoso, bonito y muy mediterráneo –firmado por el estudio Turull Sorensen– en pleno barrio de la Barceloneta. Su especialidad, los arroces, son un espectáculo: puedes ver cómo cocinan 18 paellas a la vez y algunos son de lo más originales (como el de vieiras y caviar). Unos 45 €. Pº Joan de Borbó, 101.

D.R.

Furtivos (Madrid)

Una taberna gallega que viaja por el mundo es la propuesta de Pucho Landín (DiverXO, Lúa), que se ha propuesto acabar con el estigma de que comer buen marisco en Madrid es prohibitivo. Unos 25 €. En el número 52 de la animada y muy de moda calle Ponzano.

Quispe (Formentera)

El nuevo (y único) peruano de la isla pitiusa ofrece alta cocina en versión tapas, a cargo del chef Christian Motte. No faltan los ceviches ni los tiraditos, pero su objetivo es dar a conocer los insumos peruanos (sus productos autóctonos) en platos de autor. La carta de piscos es lo más. Unos 60 €. Estación Marítima del Puerto de La Savina.

D.R.

John Barrita (Madrid)

El chef revelación Javi Estévez (La Taquería) se une a su jefe de cocina Quike Pedraz y a John Edward Torres, de la panadería artesana y eco La Panotheca para revolucionar el mundo de los bocatas gourmet. Prueba el de calamares y verás. Unos 17 €. Vallehermoso, 72.

D.R.

Essence (Barcelona)

¿Buscas una experiencia diferente? En la biblioteca de la escuela de postres Espaisucre, Jordi Butrón y Xano Saguer desgranan el proceso creativo de la pastelería de restaurante para tan solo doce comensales. The sweet experience se compone de un delicioso menú con 3 tapas saladas, 5 postres y 3 tapas dulces maridados con cócteles (75 €). Muy divertido y didáctico. Sant Pere Més Alt, 72.

Caramba (Madrid)

La última apertura del Grupo Larrumba se inspira en los cafés de principios de siglo XX, donde los intelectuales se reunían alrededor de animadas tertulias; pero sobre todo en las mujeres que se atrevían a entrar en ellos desafiando la atmósfera masculina. Solo por eso, ya vale la pena. Y también por la cocina, muy castiza. Unos 35 €. En el Hotel Regina. Alcalá, 19.

D.R.

The Greenhouse (Barcelona)

Las verduras cobran una nueva dimensión bajo la batuta del chef australiano Damien Bolger, que aporta creatividad y originalidad a unos platos exquisitos y emocionales. Su reto: extraer todo el sabor de cada uno de los ingredientes, tanto vegetales como en carnes y pescados. Todo en un precioso espacio que emula un invernadero. Unos 40 €. En el Hotel Pulitzer. Bergara, 8.

D.R.

Lux (Madrid)

Lo último del Grupo La Máquina tiene prevista su inauguración a principios de septiembre y es su proyecto más ambicioso: ocupa todo un edificio de cuatro plantas que ofrecerá un paseo gastronómico por el mundo. Jorge Juan, 22. 

D.R.

Mediamanga (Barcelona)

Un bar de barrio pero del siglo XXI, con base clásica en cocciones y contemporáneo en mezcla de ingredientes y en presentación. El aval: es del mismo equipo del aplaudido Mont Bar. El espacio: acogedor y bonito, de inspiración art déco. Prueba el trinxat de gambitas (en la foto). Unos 35 €. Aribau, 13.

D.R.

 

yulkapopkova / ISTOCK

Cinco alimentos para tener una vista de lince 

Toma nota e introduce estos alimentos en tu dieta. 

Paola Lei | Woman.es

Hay vida más allá de las naranjas y las zanahoria si se trata de proteger la vista. El betacaroteno, un tipo de vitamina A, otorga a estos alimentos su color brillante y su capacidad para ayudar a la retina a mantener los ojos en buen estado. Pero hay otras vitaminas que también son esenciales para los ojos. Te damos una lista de cinco alimentos que puedes incorporar tu dieta si lo que quieres es verlo absolutamente todo con lujo de detalles. 

Hojas verdes como la espinaca

Están cargadas de luteina y zeaxantina, dos antioxidantes que reducen el riesgo de desarrollar degeneración macular asociada con la edad y cataratas, dos de la enfermedades que más tienen que ver con la pérdida de visión. 

Huevos

La yema del huevo también es una fuente importante de zeaxantina y de zinc, ambos componentes ayudan a reducir el riesgo de degeneración macular.

KarpenkovDenis / ISTOCK

Cítricos y bayas 

Son muy ricos en vitamina C, que también se ha asociado a la reducción del riesgo de desarrollar cataratas y degeneración macular. 

Almendras

Por su alto contenido en vitamina E ralentiza la aparición de enfermedades de los ojos. Solo un puñado de almendras supone la dosis diaria recomendada de vitamina E. 

Pescados grasos 

El atún, el salmón, o las anchoas son ricos en ADH, un tipo de ácido graso Omega 3 que se encuentra en la retina. Los bajos niveles de este componente se relaciona con el síndrome de ojo seco. 

GTRES

Lo único que hay que pedir en un avión es… zumo de tomate

El zumo de tomate no es una bebida muy popular, sin embargo sí lo es en los aviones.

Paola Lei | Woman.es

A muchas personas les apetece un zumo de tomate cuando se suben a un avión, la prueba es que esta bebida se convierte en una de las más solicitadas en los vuelos, según informan varias compañías aéreas, entre ellas Luftansa.

Mientras en los Starbucks del aeropuerto triunfa la Coca Cola en sus diferentes versiones, en el aire preferimos el zumo de tomate incluso por encima de la cerveza o el vino. Durante años los científicos han estudiado por qué los vuelos producen ese deseo de beber zumo de tomate. Y ahora una nueva investigación sugiere que la percepción del gusto no solo proviene del sabor de la bebida en cuestión, sino también del ambiente que rodea a la persona en un avión.

En la cabina del avión la comida se consume bajo condiciones de ruido que pueden superar los 85 decibelios la calidad de los alimentos se percibe como muy baja. El estudio publicado en la revista Journal of Experimental Psychology: Human Perception and Performance asegura que los elevados decibelios agudizan el gusto de las personas por comidas con sabores intensos y, concretamente, por el sabor que los japoneses llaman umami, y que se encuentra en la salsa de soja, el queso parmesano y los tomates maduros.

Ante los lamentables menús de las aerolíneas y las ganas de tomar algo con un sabor potente que producen los decibelios nos lanzamos a pedir zumo de tomate, sin apenas darnos cuenta y sin que ni siquiera nos guste. Si en los aviones dieran de comer algas, queso parmesano o cerdo en salsa de soya o setas (los alimentos que mejor recuerdan el sabor del umami) tendríamos más opciones para elegir. Pero como no es así nos quedamos con el zumo de tomate.

El objetivo de este estudio es ayudar a las aerolíneas a ampliar sus ofertas de comida para que sean más atractivas y distraigan a los pasajeros del ruido de los motores. Otras razones también explican las razones por las que nuestra percepción del gusto cambia en un avión. Las funciones del cuerpo humano se alteran a una altura de miles de metros sobre el nivel del mar y el cerebro dispone de menos oxígeno.

Además, la presión del aire de la cabina limita el sentido del olfato que está muy ligado al del gusto, lo que explica que muchas comidas nos resulten insípidas durante un vuelo y prefiramos sabores potentes como el zumo de tomate con limón, su sal y su pimienta.

Instagram

Lo sentimos Haylie, pero eso no es una 'paella perfecta'

¿Salchichas? ¿Cilantro? 

 

Patricia Rivera| Woman.es

Hace unos meses Jamie Oliver, uno de los cocinero televisivos más famosos del mundo, sembró la polémica con su particular receta de paella. Con chorizo.

 

El 'paellagate' traspasó fronteras y se hizo viral. Y es que a todos nos costó entender por qué él, que viaja por todo el mundo descubriendo lo mejor de las cocinas autóctonas 'versionó' así este mítico plato. 

Pero Jamie no está solo. Haylie Duff (la hermana de Hilary Duff) también se ha atrevido a crear su propia receta, e incluso asegura que ha mejorado la original. 

 

 

Ella lo llama 'la paella perfecta'. Pero lo sentimos Haylie, esto se aleja mucho del concepto de paella. Nos sorprenden algunos de los ingredientes que ha incluido en su receta: chile en polvo, guisantes, salchicha, cilantro... ¿Quieres ver el resultado? 

 

Tags:

cocina