Comer, pero DES-PA-CI-TO. | D. R.

Cómo evitar engordar en Navidad (pero disfrutando de las cenas)

Las tentaciones son grandes. Aquí van algunos consejos para mantenerse en forma, en la línea y, además, celebrar las fiestas por todo lo alto. 

C. H. | Woman.es

Llegan las Navidades, la época del año en la que, de media, habituamos a coger entre un kilo y dos de media de peso, según algunos expertos (otros elevan esta cantidad hasta los 3 e, incluso, 5 kilos). ¿Se puede evitar sin que nuestra Navidad se convierta en triste e insípida? Sí, siguiendo dos premisas: comer con cabeza y hacer ejercicio físico. Te damos consejos (superfáciles) para uno y otro: 

A la hora de las comidas: 

1) El truco del plato

No hay por qué renunciar a los alimentos que nos gustan, pero has de recordar que la cantidad sí importa. Para ello "es aconsejable decir antes qué vas a probar y en qué cantidad", explica la nutricionista Cristina Romagosa, de mediQuo, que facilita un truco para que esto resulte más fácil: "Es recomendable poner lo que vamos a comer en un plato", en lugar de picar. Esto ayuda porque, al visualizar la comida, aumenta nuestra sensación de satisfacción. Una vez terminado, eso sí, no se vuelve a rellenar.

Comer, pero DES-PA-CI-TO. | D. R.

2) La de la vergüenza, que se la coma otro

"La última trufa de chocolate o el último bombón puede traducirse en hinchazón y malestar. Hay que aprender a decir "no" cuando estamos saciados", nos recuerdan desde la cadena Do Eat!

3) Comida 'real' (contra Matrix)

La preocupación por comer sano (fomentada por gurús alimenticios como Carlos Ríos, el responsable de introducir a 'Matrix' en el universo alimenticio, o la prestigiosa nutricionista Boticaria García, así como por nuevas app nutricionales como Yuka o My Real Food) también está trastocando nuestros menús navideños. No solo importa la cantidad, sino la calidad. El consejo de Do eat! es huir de los ultraprocesados (es decir, comida ya preparada, snacks, refrescos...). Desde mediQuo, nos recomiendan entrantes saludables y muy navideños: gambas, marisco en general, caldo y verduras. ¡Introdúcelos en tu menú! 

D. R.

4) DES-PA-CI-TO

La misma compañía apunta otro consejo básico: si comemos muy deprisa, el cerebro tarda más en asimilar toda la comida y provocar sensación de saciedad en el estómago, por lo que no somos conscientes de la cantidad que estamos ingiriendo. Comer despacio es obligado.

5) Alcohol: agua y vino a partes iguales

No te vamos a decir que lo tienes que erradicar de tu dieta, pero sí que, además de consumirlo con control, que tomes agua y vino a partes iguales. "Si vas alternando uno y otro, reduces la mitad de la cantidad de alcohol que ingieres y lo agradecerás a la mañana siguiente". Además, evitarás, la resaca. Este es el consejo que nos dio el año pasado la dietista Adriana Oroz, de la Clínica Nutrición Alimmenta y que hemos anotado en nuestra lista de esenciales. 

5) Turrones y dulces

Elige una pieza, la que más te guste, y ya. Aquí no hay concesiones posibles. Solo una, repetimos. 

Vente Privee

6) Nada de saltarse el desayuno

Otro consejo de Do Eat!: Pese a que la cena de ayer haya sido copiosa, no te saltes la comida más importante del día. Eso sí: trata de llenarlo con alimentos frescos y no por cereales azucarados, batidos o galletas con listas de ingredientes eternas. ¿Qué tal un café, fruta y unas tostadas?

7) Hacer ejercicio físico. 

Se trata de mantener nuestros entrenamientos. ¿No tienes tanto tiempo que dedicar al deporte entre cenas, encuentros sociales y demás? Mira nuestros consejos fitness y dos tablas exprés que pueden ayudarte a lograr tus objetivos.