Retiros de yoga en el Hotel Empordá Golf | HAROLD ABELLAN

Seis destinos de ensueño para practicar yoga y relajar tu mente este verano

Con motivo del Día Internacional del Yoga, hemos buscado los enclaves más relajantes y con clases de yoga en nuestro país. Desde Lanzarote, hasta la Costa Brava. Disfruta de este viaje zen, y date un capricho para reconectar.

CARLA DOMÍNGUEZ

Lidiar con el estrés no es nada fácil. Por eso, y aprovechando el Día Internacional del Yoga, te traemos los lugares más paradisiacos y relajantes que podrás encontrar a lo largo de nuestra geografía española. Hoteles de ensueño, y llenos de encanto, pero sobre todo con clases de yoga para disfrutar de esta disciplina que gana adeptos a lo largo del mundo. Prepárate un buen té, ponte música relajante y comienza a elegir cuál será tu próximo destino "yogui". ¿Comenzamos?

Alava Suites (Lanzarote, Canarias)

Este maravilloso hotel situado en la isla de Lanzarote (Canarias), se ha convertido en uno de los lugares preferidos por algunas ‘influencers’ de nuestro país. En tonos blancos, tierra, bajo el reflejo de una piscina con un espectacular color turquesa se encuentra el Alava Suites. Un espacio wellness para desconectar por completo en verano, y también para practicar yoga. Cuentan con una sala, desde hace poco, destinada a clases de diferentes modalidades de yoga:: Hatha Yoga, Vinyasa Yoga, Kriya Yoga y Meditación. Las clases son de grupos reducidos (máximo 5 personas) o personales.

Hotel Empordà Golf (Gerona, Cataluña)

En el Hotel Empordà Golf cuentan con todos los viernes por la tarde -para huéspedes y socios del complejo- con clases de yoga. La instructora de Yoga Nina Manich, da clases de Jivamukti Yoga en un entorno idílico como es el maravilloso jardín del Hotel con unas vistas imperecederas de naturaleza. Además de estas incursiones semanales, en el Hotel Empordà Golf se potencia mucho la vida saludable, el deporte al aire libre y el disfrute de la naturaleza organizando eventos o fines de semana de retiro focalizados en esta disciplina, llamados "Take a Breath: the Method". Los últimos han sido instruidos por profesoras de alto prestigio como Verónica Blume o Claudia Arias donde los asistentes hacían clases de Yoga, talleres de cocktails saludables con Kombucha sin alcohol, meditaciones e invertidas, y la gastronomía durante toda su estancia era vegetariana y muy saludable.

The Ritz-Carlton Abama (Tenerife, Canarias)

En este espectacular hotel situado en el sur de Tenerife (Canarias), se realizan clases de yoga, y de lo más originales. En el hotel ofrecen disfrutar del Fly Yoga, una modalidad aérea importada desde Nueva York que fusiona lo del yoga, el pilates, la danza y las artes marciales para conseguir mejorar la salud postural y reducir, sobre todo, los dolores de espalda. Las clases son al aire libre y para todos los niveles. Con una hamaca suspendida, que soporta más de 400 kilos de peso, se pueden realizar todo tipo de ejercicios, posturas y estiramientos.Tras esta clase, el hotel sirve un desayuno saludable en la habitación del huésped.

Marbella Club Hotel Golf Resort & Spa (Marbella, Málaga)

En Marbella se encuentra otro de los hoteles imprescindibles para “yoguis”. Hablamos del hotel Marbella Club, un espacio 'wellness' dirigido a mejorar, con expertos nutricionistas nuestros hábitos de vida. Entre algunas de sus actividades se encuentran clases de yoga. Sin duda, un templo de bienestar para comenzar a cuidarse por dentro y por fuera. 

Hotel La Bionda (Begur, Cataluña)

Otro de los rincones que necesitas probar si eres una adicta al yoga, es el hotel La Bionda en Begur. Un hotel cargado de historia, y reformado por Quintana Partners Studio, con ocho habitaciones de ensueño. Entre sus actividades más destacadas se encuentra el yoga, con clases sueltas que se llevan a cabo en el patio o en la terraza del hotel. También ofrecen retiros de yoga de varios días de duración. 

Hotel Masqi (Alicante)

En Alicante se encuentra otro de los hoteles ideales para hacer yoga. Hablamos del hotel Masqi, un concepto de 'wellness' particular que ofrece desde retiros de yoga, meditación o alimentación consciente hasta el programa más ambicioso, el de 21 días para cambiar tu vida, donde durante tres semanas se encargan de todo lo importante para lograr implantar un nuevo hábito en la vida del huésped