De cómo corregir tus hábitos posturales te puede ayudar a bajar de peso. | D.R

Método Sakuma, o por qué corregir tus hábitos posturales te puede ayudar a bajar de peso

Estos sencillos ejercicios tratan de utilizar músculos que no ponemos en marcha de forma habitual para no sobrecargar cuello, hombros, pelvis, rodillas y tobillos y quemar más grasa.

Woman.es

Cuando leo titulares de libros de fitness que aseguran que si sigues sus directrices vas a bajar de peso en 5 minutos sin rebote, a mi me saltan todas las alarmas: 'cuidado, es un bulo'.  Pero cuando el proceso no es milagroso, sino un cambio de hábitos, entonces las cosas cambian, bajo la guardia y me pongo a investigar. Así llegué al Método Sakuma, más conocido como el Marie Kondo del fitness.

¿Bajar de peso en 20 minutos? Prueba hacer un Emom al día

¿Por qué subo de peso si estoy haciendo ejercicio?

El creador se llama Kenichi Sakuma, es un entrenador japonés que promete que con solo 5 minutos al día durante un mes  podremos perder peso y de paso modelar la figura, pero ¿en qué consiste este método?

Se trata de una serie de ejercicios en estático, sin impacto para las articulaciones, y "apto para todas las edades y sexos", estos movimientos sencillos van a fortalecer tu musculatura abdominal y del torso. 

La clave, según el propio Kenichi Sakuma explica en su libro, es corregir los hábitos posturales del cuerpo que impiden que se pierda la grasa. Con una serie de cinco ejercicios posturales trabajas músculos concretos, cada ejercicio lo debes hacer durante un minuto. Durante las dos primeras semanas, el entrenador recomienda realizar a diario los ejercicios y a partir de la tercera semana, intercalarlos con días de descanso, realizando solo los ejercicios durante 3 días a la semana.

Los ejercicios del método Sakuma

Ejercicio 1

Este primer ejercicio tiene la finalidad de tonificar el tren inferior del cuerpo, reducir volumen y fortalecer pecho, brazos y abdomen. Para ello deberás tumbarte boca abajo sobre una esterilla o sobre el suelo y colocar las manos en la cabeza a la altura de la coronilla con los codos apuntando hacia los lados. Asegúrate de que la espalda está recta y alineada con la cabeza, acerca la barbilla al pecho para no hacerte daño en las cervicales y apoya bien la cintura en el suelo. Una vez tengas bien cogida la postura, levanta las piernas todo lo que puedas apretando una contra la otra y la parte superior del torso, aguanta la postura durante 10 segundos. Vuelve a hacer este ejercicio cruzando los tobillos. Repite cada uno tres veces sin descansar.

Ejercicio 2

Otro de los ejercicios que propone Kenichi Sakuma para tonificar la cadera y corregir su rotación, mientras se reduce volumen en los muslos y laterales de la cadera, también se hace tumbados boca abajo. En este caso el pecho permanece en contacto con el suelo en todo momento, con los brazos medio cruzados y con la cabeza apoyada en ellos. En tu parte inferior deberás cruzar los tobillos y separar las rodillas, desde esta posición levanta todo lo que puedas los muslos. Haz 6 repeticiones de 10 segundos.

Ejercicio 3

Otra de las zonas que más se suele trabajar es la de la cintura, para intentar quitar la grasa que se acumula en la zona. El ejercicio que propone el Método Sakuma para conseguirlo consiste en sentarse en una silla, con la espalda recta, dejando caer las manos a los lados de la cadera y alejando las orejas de los hombros. Después tendrás que levantar cada lado de la cadera alternativamente sin mover los hombros, para hacerlo más sencillo puedes acompañar el movimiento levantando la rodilla. Aguanta la posición durante tres segundos con cada lado y repite 10 veces sin descansar.

Ejercicio 4

Colócate de pie, estira los brazos hacia arriba cruzando los dedos de las manos y ponte de puntillas. A continuación, ponte de cuclillas manteniendo la postura de los brazos. Asegúrate de tener la espalda recta y de no echarla hacia delante o hacia detrás. Haz el ejercicio entre 15 y 20 veces seguidas.

Ejercicio 5

Para llevarlo a cabo flexiona una rodilla en ángulo recto y deja la otra detrás, manteniendo la punta del pie sobre el suelo. Estira los brazos hacia delante y entrelaza los dedos, gira el torso y los brazos todo lo que puedas hacia el lado donde tienes la rodilla apoyada, sin bajar ni subir los brazos. Ahora gira hacia el lado contrario y cuando hayas llegado a tu tope levanta los puños formando una diagonal. Haz el ejercicio 20 veces, cambia el apoyo de las piernas y repite otras 20.

El libro propone, además, cambios en la alimentación que incluye consumir proteínas en abundancia durante todo el día, como carne magra o huevos, y desayunar antes de que pase media hora desde que nos hemos levantado. Lo puedes encontrar en Amazon por 9,45 euros.

Relacionados