El método japonés para tener un cuerpo perfecto en 3 minutos | D.R

Con este método japonés solo necesitas 3 minutos para conseguir el cuerpo perfecto

La bailarina Yoko Mizoguchi revela el secreto para mejorar tu postura y conseguir una figura esbelta

woman.es

A veces parece que la batalla contra esos kilos de más la estamos perdiendo. Hacemos ejercicio, comemos sano, y simplemente no conseguimos esa silueta esbelta que tantos deseamos.

Este es el sencillo ejercicio para perder peso que hacen Khloé y Kim Kardashian

El ejercicio de solo 30 segundos en casa con el que conseguirás un vientre plano

 Pero bien dice el  refrán que todo tiene solución y si te sientes identificada quizá es buen momento para que conozcas a Yoko Mizoguchi, una bailarina profesional japonesa que ha alcanzado la fama gracias a su libro 'Cuerpo perfecto en 3 minutos', (Ed. Kitsune Books). Con sus recomendaciones lograrás desbloquear tus articulaciones, acabarás con la rigidez muscular y conseguirás una figura que todo el mundo envidiará. 

Gracias a Yoko, también conocida como Hako y apodada «la reina del ajuste corporal», te olvidarás de los dolores musculares, recuperarás la movilidad natural y mostrarás al mundo la mejor versión de ti misma.

El método japonés para tener un cuerpo perfecto en 3 minutos. | D.R

Yoko diseñó un programa en el que aplicó yoga, pilates y ballet y dio forma a su método de reajuste corporal. Este método se basa en ejercicios sencillos y rápidos, de menos de 30 segundos cada uno, que desbloquean las articulaciones de las caderas ya la pelvis y reajustan el cuerpo.

Estos son los tres ejercicios:

1. Camina con los glúteos. El primero de los ejercicios va destinado a las caderas y es tan sencillo como “caminar” con los glúteos durante 30 segundos. Sentada con las piernas cruzadas y apoyado el peso en los isquiones, mueve la cadera hacia la izquierda y la derecha como si dieras pasos con las nalgaspara, a continuación, llevar la pelvis hacia delante y hacia atrás. Gracias a este ejercicio se corrige la inclinación de la pelvis y se ayuda a combatir la hinchazón de las piernas.

2. Rota los hombros. Colócate en el suelo a cuatro patas con las manos justo debajo de los hombros. Gira el brazo derecho hacia fuera, de modo que los dedos miren hacia la rodilla (pero sin forzarte demasiado). después, lleva la cadera hacia atrás y hacia abajo para conseguir estirar la cara interior del brazo. Mantén la postura 15 segundos. Recupera la posición inicial y haz el mismo movimiento con el otro brazo.

3. Rota los omóplatos. Al hacerlo, se relajan y con ello se destensa la espalda. También puedes ponerte en pie y erguida levantar suavemente los hombros como si fueran a tocarse las orejas. Estimula los glúteos Si están tensos, el rango de movimiento de las articulaciones de la cadera se reduce, tiran de la pelvis hacia abajo y se produce el dolor y la tensión en la postura. Para destensarlos puedes hacer movimientos rotatorios sobre una pelota.

4. Estira los tobillos .De pie, apoya la punta del pie en el suelo, de modo que el talón que de apuntando hacia arriba. Para no perder el equilibrio, coloca las manos apoyadas en una pared. A continuación, dobla un poco la rodilla izquierda y estira el pie derecho hacia atrás. Mantén esta postura duerante 5 segundos. después, recupera la posición inicial y repite el movimiento tres veces antes de cambiar de pie.

5. Estimula los glúteos. Si están tensos, el rango de movimiento de las articulaciones de la cadera se reduce, tiran de la pelvis hacia abajo y se produce el dolor y la tensión en la postura. Para destensarlos puedes hacer movimientos rotatorios sobre una pelota. 

Relacionados