Meghan Markle con vestido rojo de Valentino. | Getty / GETTY

El entrenamiento durante el embarazo es innegociable para Meghan Markle

Aunque lo ha ido adaptando. 

Woman.es

Desde que era una niña Meghan Markle ha tenido el deporte como un pilar fundamental en su vida ya que su madre era instructora de yoga y se lo ha inculcado desde siempre. Como auténtica devota de los hábitos saludables que es no iba a dejar de serlo durante su embarazo. 

La norteamericana ha reconocido ya en distintas ocasiones que el running era una de sus disciplinas favoritas, aunque con los años sus rodillas le han obligado a moderar sus carreras y el embarazo ha terminado de quitarle el protagonismo definitivamente dentro de su rutina de ejercicios. 

Dos son los deportes que la Duquesa de Sussex ha mantenido como la base de su entrenamiento durante estos meses de embarazo según medios americanos y británicos: el yoga y el pilates.

Sobre el primero, se sabe que Meghan lo ha practicado desde los 7 años, porque así lo ha manifestado ella en alguna ocasión, y desde entonces nunca lo ha dejado. De hecho, ella misma confesó durante la gira que realizó por Oceanía al comienzo de su embarazo que le venía muy bien para despejar la mente.

Aunque no sabemos los detalles de cómo lo ha adaptado durante el embarazo, es una realidad que incluso este tipo de disciplinas deportivas tienen sus limitaciones a medida que avanza el proceso de gestación. Afortunadamente para las mujeres embarazadas, existe incluso una rama específica del yoga especializada en ello, el conocido como yoga prenatal que la actriz Patry Montero ha practicado durante la espera de su segunda hija Layla

La otra disciplina deportiva a la que Meghan lleva enganchada muchos años y que es perfectamente compatible con un embarazo si se va a adaptando a ello es la rutina es el pilates. Por ejemplo, un cambio es el de practicarlo más en suelo que en la disciplina reformer, con máquinas, lo que la esposa del príncipe Harry ha confesado que entrena para tonificar brazos y piernas. Es sabido gracias a distintos medios que se han hecho eco de la amistad, que una de las personas cercanas a Meghan es instructora de pilates. Se llama Heather Dorak y, casualidades de la vida, acaba de dar a luz a su segundo hijo. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Stretching it out as we wait for baby Cody to arrive 🤰🏼. #40weekspregnant

Una publicación compartida de Heather Dorak (@heatherdorak) el

Como se puede ver en el Instagram de la profesora norteamericana el 'streching' es otra de las disciplinas deportivas ideales para la fase final del embarazo. Está muy conectada con el pilates, porque al fin y al cabo se trata de trabajar la flexibilidad con estiramientos. Desde luego, no ha podido tener mejor ejemplo Meghan durante estos meses.

Relacionados