¿Vientre plano? Sigue esta rutina. | D.R

Estos son los ejercicios definitivos para conseguir un abdomen plano

¿Quieres conocer cuáles son los mejores ejercicios para lucir un abdomen plano? Te los contamos.

Woman.es

Que sí que conseguir unos abdominales dignos de Instagram no están al alcance de todos los públicos. Que la culpa la tiene los genes  o tu metabolismo, o tu sistema gástrico. Todas encontramos alguna excusa (que puede ser verdadera) para justificar por qué no conseguimos aplanar de una vez por todas el abdomen. Pero a veces olvidamos tomar en cuenta ese amor que le tenemos a la bollería, a los dulces o el pan calentito. También olvidamos mencionar que hay días en los que ni cargadas entrenamos.

¿Has escuchado sobre la calorías vacías? ¿Sabes lo que son y cómo sabotean tu dieta?

¿Bajar de peso en 20 minutos? Prueba hacer un Emom al día

Pero si septiembre lo has bautizado como el mes del compromiso. El mes en que comenzará tu viaje hasta conseguir unos abdominales de acero, tenemos buenas noticias: hemos encontrado los tres ejercicios que te ayudaran a conseguir tu meta. Se les conoce como McGill big 3 y te vamos a contar de qué va esta rutina.

Lo primero a tener en cuenta es: si tu objetivo es trabajar tu core deja de hacer los abdominales de toda la vida. Lo cierto es que pocos ejercicios consiguen tonificar todos los músculos del abdomen a la vez, pero esta rutina, conocida como McGill (en honor de su creador) te garantiza que conseguirás ese abdomen que tanto añoras.

Para hacer esta rutina tienes que ser capaz de hacer tres series de cinco repeticiones de cada ejercicio, cada una aguantando la postura 10 segundos.

- Curl up de McGill

Para conseguirlo túmbate boca arriba. Dobla una de las rodillas manteniendo la planta del pie apoyada en el suelo mientras la otra pierna permanece estirada y colca tus manos debajo de la parte baja de la espalda. A continuación, levanta al mismo tiempo, como si fuera todo un bloque, la cabeza, los hombros y la parte superior de la espalda. Mantén la posición 10 segundos y vuelve a apoyarla en el suelo. Realiza cinco repeticiones del ejercicio con una pierna doblada y otras cinco con la otra rodilla.

Plancha lateral

Túmbate de costado colocando el antebrazo en el suelo, justo debajo del hombro y vigilando que quede perpendicular al cuerpo. Luego eleva tu cuerpo como si fuera una tabla, con las piernas apoyadas una encima de otra, llevando el peso al antebrazo y la zona externa del pie apoyado en el suelo e intentando que quede lo más recto posible, para ello tienes que activar los abdominales oblicuos. Aguanta en esta postura todo lo que puedas.

Bird-dog de McGill

Colócate a cuatro patas y activa los abdominales llevando tu ombligo “hacia dentro”. Tienen que permanecer contraídos durante todo el movimiento. Levanta el brazo derecho hacia el frente hasta que quede paralelo al suelo al tiempo que aprietas los glúteos y levantas la pierna izquierda hacia atrás hasta que también quede paralela al suelo. Intenta mantener la postura 10 segundos antes de volver a la posición inicial. Repite la misma sucesión de movimiento pero con el brazo y la pierna que no has utilizado. 

Relacionados