D.R

Diez trucos para perder peso sin pisar gimnasio

Sí, existen. Son maravillosos y eficaces pero exigen de ti cierta disciplina y perseverancia. Deben ser incorporados a tu vida como hábitos y si lo haces cada día te ayudarán a quemar hasta 150 calorías sin apenas darte cuenta.

Paola Lei|Woman.es

1) Respira profundamente en una situación de estrés reduce el cortisol, la hormona vinculada a la acumulación de grasa en el abdomen. Además, al aumentar la cantidad de oxígeno que consumes se acelerará el ritmo metabólico. Por cada litro de oxígeno consumido se consumen cinco calorías.

2) Siéntate con la espalda recta. No importa si estás en el trabajo o en casa. Una buena postura es suficiente para perder peso y reducir el cortisol presente en tu cuerpo.

3) Cada vez que comas fritos elimina la grasa con un papel. La grasa que se absorbe son calorías que dejas de consumir.

4) Come delante de un espejo. Te ayudará a estar atenta a lo que comes y a escuchar las señales de saciedad que envía el cerebro y que marca el momento de parar de comer. Si estás distraído mirando la tele este aviso se te pasará y comerás mucho más sin tener apetito. Además, observarse a uno mismo ingiriendo los alimentos es un buen ejercicio para recordar que casi siempre comemos más de la cuenta.

5) Bebe dos vasos de agua antes de comer. Con este hábito bastará para comer menos, además te ayuda a acelerar el metabolismo, un proceso clave para quemar calorías.

6) Sube por las escaleras cada vez que puedas. Una investigación de la Universidad de Nuevo México, con apenas subir dos pisos diarios se pueden perder hasta tres kilos de peso al año. Y si aumentas a seis, ocho kilos

7) Siéntate menos y mantente en pie todo el tiempo que puedas. Estar de pie implica tener varios músculos en tensión y supone quemar 50 calorías más por hora que cuando estás sentada.

8) Come en platos pequeños. Siempre comerás menos pero tu cerebro creerá que es suficiente, al fin y al cabo te has comido un plato lleno.

9) Mastica despacio. Otro consejo para perder peso de manera natural es masticar lentamente. Este hábito hará que no comas en exceso y que quemes calorías rápidamente. Además evitarás la inflación abdominal y las malas digestiones.

10) Date baños calientes. Un estudio, realizado por las universidades de Loughborough y Leicester, demostró que tomar un baño caliente quema las mismas calorías que andar durante 30 minutos.