GTRES

Cuatro razones por las que no estás perdiendo peso a pesar de que no sales del 'gym'

Por muchas horas que te tires en el gimnasio, si no sigues unas pautas básicas no verás resultados. 

Paola Lei | Woman.es

1. Estás comiendo mal 

Si no pierdes peso, el primer sitio en el que deberías buscar una explicación es es en tu cocina, concretamente dentro de la nevera. La dieta es al menos el 80% de la batalla para perder kilos, ya que lo que comas determinará la forma de tu cuerpo y el ritmo de tu metabolismo. Por ejemplo, deja los carbohidratos ricos en almidón, incluso los integrales, para los días en los que vayas entrenar con fuerza, los días de descanso del 'gym' o los que hagas ejercicios más ligeros como yoga, trata de comer solo proteínas y vegetales. Evita el pan, el azúcar y cualquier alimento procesado.  

2. Estás comiendo demasiado 

Has hecho limpieza en la nevera, comes bien pero mucha cantidad. Ergo, no pierdes peso. Para perder kilos tu cuerpo necesita tener un déficit de calorías, es decir debes quemar más de lo que consumes. Todo es equilibrio. Lamentablemente, ir al gimnasio no abre la veda para darte grandes atracones aunque sean de comida sana. 

3. Estás haciendo demasiado 'cardio'

El entrenamiento cardiovascular es importante para perder peso, además mantiene el corazón sano y acelera el metabolismo. Sin embargo las largas sesiones de 'cardio', como 90 minutos en la elíptica, consumen tu masa muscular magra, pero eso hace que el cuerpo se enfoque en la resistencia y almacene más energía para poder afrontar el reto, en lugar de eliminar grasa, que es de los que se trata. Por otra parte, es probable que tu apetito se dispare y que acabes comiendo de más. 

4. No entrenas lo suficientemente duro 

No hay una ecuación exacta que marque el equilibrio entre entrenar y comer sano para conseguir perder peso. Pasar mucho tiempo en el 'gym' no significa estar más en forma. Debes encontrar el entrenamiento que te funciona y para ello tienes que hacer "ensayo-error" durante una temporada. Cuando lo encuentres rescuerda que, a no ser que seas una profesional del fitness, no necesitas entrenar más de una hora diaria