Una dieta sana previene el temido efecto rebote.  | Mizina / ISTOCK

Qué comer antes y después del gym para mejorar los resultados

Zoe Bingley-Pullin, la gurú de la nutrición, nos da las pautas. 

Paola Lei | Woman.es

Zoe Bingley-Pullin es una nutricionista que se ha convertido en celebrity gracias a un programa de televisión de cocina y a un blog con miles de seguidores. Sus consejos son como una especie de biblia para aquellos que quieren perder peso.

 

Looks what's for dinner tonight #tumeric #snappers #fallinginlovewithfood

Una publicación compartida de Zoe Bingley-Pullin (@zoebingleypullin) el

Y, según ella, esto es lo que hay que comer antes y después de ir al gimnasio si queremos que nuestro esfuerzo tenga un sentido y lo veamos reflejado en el cuerpo.

¿Qué comer antes?

Todo depende de lo que quieras conseguir con el entrenamiento: perder peso, tonificar o liberar estrés. Si la idea es entrenar fuerte para quemar calorías, lo mejor es elegir hidratos de carbono porque son el mejor combustible que se convertirá en energía para rendir en el entrenamiento.

También recomienda una o dos piezas de frutas, frutos secos o verduras crudas, así como galletas o cereales integrales.

Se trata de darle al cuerpo el combustible necesario para que el cuerpo pueda trabajar y quemar las calorías necesarias para adelgazar o crear masa muscular.

¿Qué comer después?  

Lo que comas después del entrenamiento te ayudará a que los músculos se recuperen. Se aconseja comer entre los 30 y 60 minutos después de terminado el ejercicio. Si no se come nada después del gimnasio el tejido estará más débil y los músculos serán más proclives a las lesiones.

A veces una solución rápida como una barrita de muesli, un yogur o unos frutos secos puede ser suficiente.

Verduras como la zanahoria, la remolacha, los garbanzos en forma de humus o un huevo cocido también son alimentos excelentes tras el entrenamiento.

Siempre tenemos que recordar que el hecho de haber entrenado no autoriza a que te des grandes homenajes. Solemos creer que quemamos mucho más calorías de lo que realmente gastamos en el gimnasio, así que hay que seguir cuidando la dieta después de entrenar. 

// Outbrain