No tendrás que pensar en comer menos. | ISTOCK

Cinco cosas que hacer por la noche para adelgazar (y ninguna es comer menos)

Estos consejos te ayudarán a no sumar kilos mientras estás en casa.

Paola Lei | Woman.es

Prepara la comida del día siguiente la noche anterior

Eso te permitirá planificar y elegir opciones nutritivas más saludables. No solo se trata de cuidar tu alimentación a la hora de cenar, que también es muy importante para no coger kilos de más, sino de no estrenarte con lo que vas a comer al día siguiente. Este gesto evitará que ingieras un montón de calorías vacías típicas de los menús diarios de muchos restaurantes.

Prepara la comida del día siguiente. | ISTOCK

Entrena por la noche

Una encuesta realizada en 2013 por la Fundación Nacional del Sueño de EEUU asegura que entre el 56 y 67% de las personas que realizaban actividades físicas nocturnas, duermen mucho mejor. Realizar ejercicio físico por la noche aliviará tu estrés tras un largo día en la oficina. Correr durante 20 minutos aumenta la producción de endorfinas, y te mandan relajado a la cama. Es crucial que no te des un atracón después del gym.

Entrena por la noche. | ISTOCK

Bebe mucha agua

Un equipo de científicos alemanes ha demostrado por primera vez que, tal y como asegura la tradición popular, beber agua adelgaza. La investigación, llevada a cabo en la clínica universitaria Charité de Berlín, y publicada en el número de junio de la revista American Journal of Clinical Nutrition, asegura que la ingesta de agua refuerza los efectos de una dieta de adelgazamiento. Beber medio litro antes de dormir ayudará a perder 500 g.

Duerme en la más completa oscuridad

La idea es no hacer enloquecer a la melatonina, una hormona natural que segrega el cuerpo humano según los estímulos que reciba de la luz. Alcanza sus niveles más altos durante la noche debido a la su ausencia. Su función es ayudar a conciliar el sueño y contribuir a un descanso reparador que estabiliza el metabolismo y favorece la quema de calorías.

Dormir a oscuras. | ISTOCK

No duermas a más de 19 grados

El Instituto Nacional de Salud británico, asegura que mantener la temperatura de la habitación a no más de 19 grados centígrados ayuda a eliminar un 7% más de calorías que si dejamos el termostato en los 21 grados recomendados para dormir. Esta temperatura el cuerpo tiene que consumir calorías para mantener su temperatura media.