Becky Hammon, como asistente del entrenador de los Spurs, durante un partido en el Airways Center. | CORDON

3 lecciones de feminismo de Pau Gasol

El jugador español ha hablado alto y claro en una carta que se ha hecho viral. Ya es hora de que la NBA ponga al frente de un equipo a una entrenadora tan cualificada como la mítica Becky Hammon. Y punto. 

Woman.es

En los 72 años de historia de la NBA, la mejor liga de baloncesto del mundo y una de las competiciones deportivas que más público y dinero mueven, nunca ha habido una mujer entrenadora. La que más alto ha llegado en este reducto masculino ha sido Becky Hammon, que le asestó un buen golpe al techo de cristal del mundo del deporte al ser nombrada entrenadora asistente de los San Antonio Spurs. En aquel momento, Hammon tuiteó una célebre cita de Rocky Balboa para explicar la receta de su éxito: “Lo importante no son los golpes que das, sino lo que eres capaz de soportar sin bajar los brazos, cuánto eres capaz de resistir sin tirar la toalla. Así es como se gana. Si sabes cuánto vales, exige lo que te mereces”.

Ahora podría volver a hacer historia si finalmente se hace con el puesto de entrenadora principal de los Milwaukee Bucks para el que es una firme candidata. Esta posibilidad ha vuelto a reabrir el debate sobre si una mujer está o no capacitada para entrenar un equipo masculino de máximo nivel. Y ha sido uno Pau Gasol, uno de los jugadores que trabajan a sus órdenes en los Spurs, quien ha salido en su defensa con una carta publicada en el medio especializado The Players Tribune donde desmonta uno a uno los “argumentos estúpidos” (según sus palabras) y machistas (según las nuestras) que pretenden quitarle méritos a Hammon, como el tópico de que una mujer sería un problema en el vestuario o que si la contratan no será por su valía sino una decisión movida por la una cuestión de marketing y buena imagen. ¿Qué ha dicho Gasol? Pasen y lean...

3. Pau Gasol (Baloncesto)

1. “Llevo 17 años en la NBA. He ganado dos títulos. He jugado con algunos de los mejores jugadores de esta generación y con dos de las mentes más lúcidas de la historia del deporte, Phil Jackson y Gregg Popovich. Y os digo que Becky Hammon puede entrenar. No digo que pueda hacerlo bastante bien. No digo que pueda hacerlo casi al nivel de un entrenador hombre. Lo que digo es que Becky Hammon puede entrenar en la NBA. Punto”.

2. “Cuando veo argumentos, o incluso bromas, de que no deberíamos tener entrenadoras en la NBA por ‘situaciones de vestuario’…Me recuerda que, por mucho progreso que hayamos logrado en la liga en los últimos años, todavía nos quedan cosas por hacer. Porque digamos la verdad: existe una presión actual para que aumente la diversidad de género en el espacio de trabajo en prácticamente cualquier industria del mundo. Es lo que se espera. Más importante, es lo correcto”.

3. “En primer lugar, ella era una jugadora consumada con una mente de base privilegiada para el baloncesto y en segundo lugar, ha sido una asistente existosa para, posiblemente, el mejor entrenador. ¿Qué más necesitáis? Para mí sería extraño que las franquicias NBA no estuvieran interesados en ella”.