IKEA

La mesa navideña perfecta en 5 claves

En Navidad la tradición manda y una de ellas es sentarnos a celebrarla alrededor de la mesa. IKEA nos ayuda a decorarla para crear el escenario perfecto para recibir a nuestros invitados.

Woman.es para IKEA

Llega la Navidad y aunque nos gusta disfrutar de la iluminación callejera, de los restaurantes y de las fiestas con los amigos, sin duda el centro del espíritu navideño está en el hogar. Y, dentro de él, la mesa cobra un especial protagonismo. Si este año te toca ser la anfitriona, ten en cuenta que más allá del menú que ofrezcas a tus invitados, será la decoración lo que contribuya a crear ese ambiente cálido y hogareño que buscas. Una mesa preparada con esmero habla de ti: no sólo de tu personalidad, que se plasma en cada detalle, sino también de la importancia que le das al momento y a las personas que se sentarán alrededor. La iluminación, los textiles, la vajilla… todos los detalles cuentan para lograr el objetivo: crear el escenario perfecto para un momento inolvidable.

Mezclar vajillas y cristalerías es clave para una mesa más personal. | IKEA

1. Elige una gama de color. Este año, IKEA nos propone salirnos de los clásicos rojos, verdes y dorados y vestir la navidad en clave scotish: azules profundos, granates, berenjenas y cuadros escoceses en tejidos ricos como el lino o cálidos como las texturas aterciopeladas.

2. Toques de dorado festivo. Es el contrapunto perfecto para mesas de cualquier estilo: rústicas, minimalistas o clásicas. Recurre a candelabros o portavelas, servilleteros y detalles decorativos como las clásicas bolas de árbol o un detalle de auténtica distinción: la cubertería.

3. Minimal o barroca, tú eliges, pero siempre dentro de un orden. Traza una línea imaginaria que recorra la mesa de lado a lado y distribuye los objetos decorativos en torno a ella para no invadir la zona de los comensales. O mejor aún: utiliza un camino de mesa o una guirnalda de hojas que puedes acompañar con una de pequeñas luces y distribuye a ambos lados las velas u otras decoraciones.

Los elementos de la naturaleza aportan vida a la mesa. | IKEA

4. La naturaleza en la mesa. Piñas, bellotas, ramitas de abeto, centros de flores e incluso frutas de temporada como granadas o membrillos aportan vida y calidez a tu mesa. Juega a combinarlas con bolas o portavelas de diseño más vanguardista para mezclar lo rústico con lo sofisticado.

5. Eclecticismo en vajilla y cristalería. ¿Tienes demasiados invitados y no hay platos y vasos iguales para todos? ¡No es problema! Puede que sacar la vajilla buena de la abuela sea en tu casa tan tradicional como el turrón, pero ahora las tendencias permiten romper los cánones y se impone la mezcla. Atrévete a combinar lo nuevo con lo viejo, lo clásico con lo moderno, la loza fina con la rústica… El resultado será más acogedor y personal.

Ver 18 fotos