D.R.

Una vaquería montañesa en el centro de Madrid

Un rincón que fusiona lo tradicional con lo vanguardistaq, en pleno centro de la ciudad. 

Goito Paradelo |Woman.es

Pocas veces se consigue dar en el clavo en dos aspectos tan importantes como la estética y la gastronomía. Sobre todo cuando, además, ambas disciplinas coinciden en el mismo espacio. Esta coincidencia se produce en La Vaquería Montañesa, un acogedor restaurante dominado por la estética minimalista y los tonos blancos, en donde además y en igual importancia sobresalen los platos que se elaboran de su cocina. Gestionado por el hostelero Carlos Zamora, responsable de la restauración del grupo Deluz&Cia, del que también forman parte La Carmencita y Celso y Manolo, la Vaquería Montañesa representa un soplo de aire fresco en la oferta grastronómica de la capital por hacer posible una cocina en favor de la biodiversidad y de los pequeños productores bajo la batuta del cocinero Fausto Alonso.

Ubicado en el antiguo local donde se encontraba una de las últimas vaquerías auténticamente montañesas que quedaban en el centro de Madrid y donde se guardaba el ganado hasta principios de los años 70, el espacio recrea fielmente, y dividido en dos ambientes, la cuidada estética que reinaba en los restaurantes parisimos de los años 20.

Mobiliario de líneas sencillas y exquisitamente elegido, en donde mesas, sillas y lámparas, casi todas acabadas en madera, forman un conjunto elegante de discreción y buen gusto, permanecen al abrigo de una amplia barra de mármol que domina todo el espacio. La minimalista decoración se completa con una selección de fotos de gran formato realizadas por Pablo Zamora hermano de los propietarios de esta nueva sala y por María Gorbeña, madre de los impulsores de este Family Affair.

En los platos de la Vaquería, servidos en una maravillosa vajilla de cerámica francesa, el producto de cercanía nos traslada a las elaboraciones del pasado y sus propuestas gastronómicas intentan recuperar sabores perdidos en la memoria. Aquí el producto es, por encima de todo, el que determina la oferta de los 60 platos de la carta y el relajado ambiente contribuye a disfrutar tranquilamente de una experiencia única.. Ahora sólo tienes que descubrirlo (Blanca de Navarra, 8. Tefl: 91 138 71 06).

Relacionados