Butaca de pelo 'Niemeyer' de Insidherland. | D.R.

Asientos abrigo, una tendencia de larga melena

Muebles de pelo, la vuelta al diseño de las cavernas. 

Goito Paradelo |Woman.es

Desde luego, es ahora cuando mejor se agradece sentarse en un mullido asiento que recoge perfectamente el cuerpo y te abriga como una buena bata de lana. Si, además, esta posibilidad de calor de hogar se consigue con un extraordinario tapizado de pelo largo, ¿quién quiere cambiar de asiento?

Esta microtendencia, que lleva años instalada en tejidos como cojines, mantas, cobertores y 'plaids', llega ahora para quedarse instalada en los asientos. Sí, es cierto que son sobre todo las chaise longues y los grandes sofás el mejor mobiliario que se presta a este tapizado invernal, pero tal es su presencia en el interiorismo, que diseños realizados en los años 50 y 70 actualizan su versión al siglo XXI con la incorporación de estos acabados.

Ideas consagradas

Bien es sabido que el imaginario creativo de los hermanos Campana no conoce límites y que sus creaciones y diseños siempre llaman la atención. Son probablemente los mejores diseñadores del mundo que menos miedo tienen a dar rienda suelta a su creatividad y nada o poco les importa lo que digan los demás. Como ejemplo sirva la colección de asientos 'Bolotas'. Totalmente recubiertos o tapizados por una espesa mata de tejido de pelo largo, se asemejan a los abrigos visones que las grande damas norteamericanas pasean por la Quinta Avenida. Creados en el año 2015 en edición limitada, como muchos de sus diseños más excepcionales, hoy solo es posible hacerse con un modelo si se subastan en alguna galería de arte. Así pues, el diseño más revolucionario e inconformista se ha convertido en piezas de coleccionista.

Ver 6 fotos

Lo más nuevo

Como no podía ser de otra manera, hay muchas marcas que se han subido a esta tendencia. Una de ellas, la firma portuguesa Insidherland cuenta con una butaca que se llama 'Niemeyer', en la que el grueso tapizado lanudo le aporta una apariencia superacogedora. Su tejido rizado recuerda a la piel de las ovejas que pueblan los campos escoceses. La misma sensación, pero aún más exagerada, es la ofrece el asiento 'Nepal', que la diseñadora Paola Navone ha creado para Baxter y que ofrece en diferentes coloridos. Su estética recupera el pelo del yack para cubrir asientos de diversos formatos. La firma Arflex ha hecho lo mismo con una edición especial de su modelo 'Botolo' de 2014 y lo ha tapizado en lana de pelo largo en blanco para conseguir el aspecto más alpino posible.

Curiosa resulta también la reinterpretación que la británica Ilse Crawdord, que ha hecho de la silla reclinable de Robin Day, un diseño de 1952 al que le ha añadido piel de oveja islandesa de pelo largo, para darle una apariencia de menor calidad. Es desde luego, una vuelta al diseño de las cavernas.

Goito Paradelo es editor de la revista 'online' MaterialSoul.

Relacionados