Ikea incluye en su renovada sección de cocina un ejemplo perfecto para ilustrar.  | D.R.

Prepárate para el lado oscuro

Omnipresente en todo tipo de objetos de la casa para estar en sintonía con la tendencia, y de poderosa presencia, esta gama se resistía a dejar de ser un recurso que aparecía en cuidadas pinceladas de nuestras viviendas.

Goito Paradelo |Woman.es

Pero en esta ocasión no nos referimos a la 'Fuerza', que le da sus poderes a los Jedi y a los Sith de 'La Guerra de las Galaxias', sino a la nueva tendencia que será dominante en la decoración durante el próximo otoño-invierno de 2016: el color negro.

 Así, algunas piezas del salón, como los socorridos sofás de cuero, servían para dejar constancia de su adaptación al hogar. Sin embargo, el otoño de 2016 obliga a sustituir, por ejemplo, colores más tradicionales para esta estación como los ocres, las verdes british o el rojo esmaltado.

Las grandes firmas incorporan a su mobiliario de más alta gama el negro como color fetiche. Aporta a estas piezas mayor volumen y presencia, y los adapta en materiales de lujo como el mármol o la piel curtida para aumetar su valor. Eso es lo que han hecho los diseñadores Barber Edward y Jy Osgerby para su colección de mesas Tobi-Ishi de B&B Italia, en donde, además de la novedad de las exquisitas formas curvas elegidas para una mesa de comedor o una auxiliar, dependiendo del tamaño, consiguen elevar su espectro decorativo.

Mesas Tobi-Ishi de B&B Italia.  | D.R.

En un nivel menos elevado de precio, pero igual de importante en su diseño, Cappellini presenta las sillas Lukis, una propuesta en ratán realizada en exclusiva por el diseñador indonesio Abie Abdillah. Con esta idea, el asiático incorpora definitivamente para el interior del hogar materiales vegetales que siempre se han reservado para mobiliario de exterior. Es precisamente con el teñido de la textura vegetal cómo esta adaptación se integra plenamente en cualquier comedor interior.

Sillas Lukis, de Cappellini.  | D.R.

Pero lo más curioso de la fuerza de esta paleta pasa por su incorporación en habitaciones de la casa, donde, hasta ahora, se hacía más hincapié en optar por tonalidades claras para conseguir mayor proyeccción de luz. Nos referimos al mobiliario de cocina y del baño.

Tanto en uno como en otro de los casos, lo que prima es la elegancia y el contundente aspecto que adoptan estas piezas. Los muebles de la cocina, sobre todo en panelados lisos, superan el monocromatismo negro con una iluminación que resalte los diferentes ambientes de la misma. Eso sí, que sea siempre una tonalidad lumínica cálida para convertir esta pieza en una habitación acojedora. Ikea incluye en su renovada sección de cocina un ejemplo perfecto para ilustrar.

En los baños, utilizar el panelado cerámico brillante como superficie para cubrir paredes consigue un aspecto más sobrio, sobre todo, porque para lograr un contraste llamativo, los sanitarios deben ser siempre blancos. Eso es lo que persigue la colección de cerámicas en negro brillante de la firma Porcelanosa.

La colección de cerámicas en negro brillante, de la Porcelanosa.  | D.R.