Un detalle de la oficina de Gärna Studio. | Gärna

Las oficinas de la nueva normalidad: cada vez más parecidas a nuestras casas, según la experta Laura Gärna

La arquitecta e interiorista revela las claves de las oficinas que se están ideando.

Clara Hernández | Woman.es

La irrupción del teletrabajo y las fórmulas laborales híbridas en nuestro día a día no solo han cambiado nuestros hogares, sino también nuestras oficinas. Así serán estas en la nueva normalidad, según Laura Gärna, responsable de Gärna Studio y uno de los grandes nombres de la arquitectura y el interiorismo en España.

En este periodo extraño y complejo, ¿buscamos en el interiorismo el contrapunto?
En el ámbito doméstico, antes utilizábamos la vivienda prácticamente solo para dormir y existían casas museo que olvidaban lo fundamental. Ahora nos hemos dado cuenta de lo importante que es tener una casa acogedora. Necesitamos hogares polivalentes con rincones para entrenar o teletrabajar. Porque el teletrabajo ha llegado para quedarse. Y eso afecta también al concepto de oficina. 

La arquitecta Laura Gärna, en su estudio. | Gärna

¿Cómo serán las oficinas en la nueva normalidad?
Los directores de Recursos Humanos de las empresas con las que estamos trabajando coinciden en que lo más probable es que se consoliden fórmulas mixtas de trabajo que combinen trabajo presencial y teletrabajo. Eso convertirá las oficinas en un punto de encuentro donde hacer comunidad e interactuar, tener reuniones de equipo y ver a clientes. ¡Ya no estará mal visto que te tomes un café! El trabajo más técnico se hará desde casa. El ir a trabajar ocho horas a la oficina como si fuéramos a las galeras o el calentar silla se ha terminado.

¿Las casas serán cada vez más oficinas y las oficinas, casas?
Sí. Las oficinas podrán tener tamaños más reducidos y será muy importante que sean espacios agradables. A su vez, tenemos que intentar que nuestro espacio de teletrabajo en casa sea cómodo. Ya no vale con tener que montar y desmontar muebles para poder tener tu escritorio, lo deseable es tener un espacio más o menos fijo, con una silla adecuada. 

En esas nuevas oficinas más 'caseras', ¿caben las fotos de lo hijos, o todo lo contrario?
Me parece que la oficina debe evolucionar a un punto de encuentro, no a un rincón donde yo me hago fuerte como si fuera mi segunda casa 8 horas al día. Obedecerá a un formato mucho más libre, donde no haya sitios fijos, que fusione cafeterías con salas de reunión y donde solo acudiremos cuando se necesite. Y que debe de estar atenta al bienestar de sus ocupantes. Alguna de estas cosas son las que propugna la corriente Well, a la que nos suscribimos.

Oficinas de Gärna Studio. | Gärna

¿En qué consiste?
Well es una certificación americana que ya lleva varios años funcionando y que valora la calidad y la sensación de bienestar que tienen las personas en un interior, especialmente en una oficina. Para ello, se mide la calidad del aire, la ventilación, la luz, si tienes suficiente vitamina D, la calidad del agua (y te das cuenta de que el agua del Canal de Isabel II es muy buena, pero te llega por unos conductos que son del año de Maricastaña y pueden desprender partículas plásticas) o la calidad visual (si tienes una obra de arte, te suman puntos). Todo lo que ha ocurrido va a acelerar estos valores. 

Espacios de reunión en las oficinas de la agencia inmobiliaria John Taylor en Madrid, diseñadas por Gärna Studio. | Gärna

¿Qué tendencias abarcan todos esos requisitos?
Cuando el proyecto es una oficina o empresa, hay que captar la esencia del cliente para poder trasladarla a la arquitectura. Para ello, nos servimos de materiales de construcción e infinidad de colorido, y obras de arte contemporáneo, que es una herramienta fabulosa de encontrar la filosofía y el alma de un espacio.  Normalmente apostamos por tonos neutros, mucha luz y materiales nobles naturales. El ojo está diseñado genéticamente para reconocer los materiales naturales como amigables, y el ser humano se siente más a gusto en un lugar con madera natural bonita que en otro lleno de materiales sintéticos, por mucho que estos estén de moda. La idea de la Biofilia y de nuestra necesidad de conexión con la naturaleza también invita a meter a esta en los espacios. Las plantas son un gran recurso. 

Relacionados