IKEA

Ikea presenta el mismo apartamento decorado por diseñadores de distintas nacionalidades y el resultado es...

Alemania, España, Estados Unidos, China y Polonia, así son los hábitos y costumbres que nos diferencian.

NATALIA MORÁN | WOMAN.ES

Si septiembre es el gran mes en el mundo de la moda con multitud de 'fashion weeks' alrededor de todo el mundo, desde hace algunos años también lo es en cuestiones de decoración y la gran prueba de ello la tiene Ikea.

El gigante sueco se convierte así en el gran abanderado de semejante fenómeno al hacer públicos sus catálogos anuales que ven la luz en tales fechas y será en escasas semanas el momento en el que nosotras por fin podamos descubrir las novedades de sus productos (inspirados sobre todo en la estancia del dormitorio) sin dejar de estar más emocionadas.

Pero hasta que llegue ese día y como fans absolutas de cada uno de sus artículos y de su increíble capacidad para crear espacios tan acogedores en escasos metros, tenemos todo lo que necesitamos para que la espera nos resulte mucho más amena. Una espera que toma forma de experimento y en la que los protagonistas indiscutibles son una familia formada por padre, madre, un hijo pequeño, un bebé y, cómo no, por una abuela que adquiere el papel de niñera.

Dormitorio del hijo mayor creado por el diseñador polaco de Ikea. | IKEA

Y la gran pregunta es: ¿Qué ocurre cuando le pides a cinco diseñadores de interiores de diferentes países del mundo que creen el hogar perfecto para la misma familia basándose en el mismo plano?

Pues que obtenemos cinco apartamentos fantásticos que forman parte de un ensayo bautizado como 'Lab Home'. De 56 metros cuadrados y adaptados a las preferencias, necesidades y estilos de vida de cada país, estos son los increíbles y dispares resultados:

1. Alemania 

Parte de la idea de que la abuela viviría con la familia solamente unos días a la semana. Así, el hogar ha sido creado con colores acentuados en los lugares precisos y cuenta con una buena organización que funciona adecuadamente para una familia ahora más grande que ha puesto como solución de descanso una cama individual a la cama doble de los padres para esas ocasiones en las que los niños pequeños quieren unos mimos antes de ir a dormir. 

Salón creado por el diseñador alemán de Ikea en el que la abuela solo vivirá con la familia unos días a la semana. Por ello, se instalará en dicha estancia y en ella dormirá en un sofá cama.  | IKEA

2. España

La abuela se muda al hogar y comparte dormitorio con el hijo mayor. Con una paleta de colores clara y brillante, centrada en tonos pastel suaves y toques de blanco, la pareja supuestamente diseñaría su hogar con soluciones que harían posible que todos estuvieran cómodos cuando la abuela viniera a pasar unos días. La solución es crear un espacio para todo el mundo en las estancias más concurridas (baño o cocina) para que todo fluya cuando la casa esté hasta arriba. 

Salón creado por el diseñador español de Ikea con la idea de que cada uno de los miembros de la familia tenga su propio espacio.  | IKEA

3. Estados Unidos

La abuela mantiene su propia casa y se convierte en una invitada habitual que duerme en el salón. El mismo que está plagado de tonalidades de madera oscura a modo de santuario y en el que le han cedido un espacio de almacenaje bastante amplio para que pueda mantener ciertas prendas de ropa y enseres personales en la casa. Los colores apagados amortiguan los sonidos y ofrecen privacidad por las noches cuando se transforma en dormitorio al apagar las luces.  

Salón creado por el diseñador norteamericano de Ikea en el que la abuela se instalará las noches que duerma con la familia. | IKEA

4. China

Al igual que en nuestro país, la abuela se ha mudado de forma permanente y comparte dormitorio con el hijo mayor, encargándose además de preparar las comidas diarias. Interesada la familia por la salud, la nutrición y la naturaleza, los colores y materiales naturales tienen un gran protagonismo. Las plantas juegan un gran papel e involucran a los niños en su cuidado y en su aprendizaje. 

Salón creado por el diseñador chino de Ikea con colores claros, siendo una estancia para todos, pues la abuela comparte habitación con su nieto mayor.  | IKEA

5. Polonia

Es el único caso en el que la joven familia vive en el apartamento de la abuela durante un año o dos mientras ahorran para hacerse con un hogar propio. El diseño del apartamento está pensado para los niños y como dueña del apartamento, la abuela tiene el dormitorio más grande, los niños comparten el más pequeño y los padres utilizarían una solución de descanso en el salón con un sofá cama intermitente. 

Salón creado por el diseñador polaco de Ikea en el que se instalarían los padres. | IKEA

Así, el lugar y la forma en la que todos disfrutan de una noche de sueño reparador es el factor que más varía entre los cinco hogares de un experimento que ha tenido como desafío común sacar el máximo partido al espacio de la familia y mejorar el tiempo que pasan juntos. Y dicho y hecho.

Tags:

ikea

Relacionados