Papel.  | D.R.

Ideas para hacer un árbol de Navidad original

6 propuestas fáciles y rápidas para hacer tu propio árbol de Navidad. 

Goito Paradelo |Woman.es

¿Te atreves a hacer tu propio árbol de Navidad? Sobre todo para conseguir hacer partícipes a nuestros hijos de unos preparativos navideños inolvidables y para potenciar que el sentimiento ecológico se traslade a un consumo responsable de los recursos naturales. Estas son nuestras ideas más divertidas y originales.

Pizarra.  | D.R.

En una pizarra

Nada más fácil que recurrir a la pizarra que nuestros hijos utilizan en sus ratos de ocio para convertirla durante estos días en el centro de atención de toda la casa. Unas ceras o tizas de colores y un poco de destreza es todo lo que necesitan para dibujar sobre esta superficie el árbol de Navidad que nunca olvidarán y del que se sentirán más orgullosos por haber participado en su diseño.

Sobre la pared

Una alternativa para los que no disponen de una pizarra a mano pasa por adquirir en una papelería o en un centro de venta de productos de pastelería los típicos manteles de papel que se utilizan para presentar las tartas de cumpleaños. Dispuestos sobre una de las paredes de la sala de estar o en la misma cocina siguiendo la forma de un abeto se puede conseguir una divertido árbol de Navidad de pared sencillo y original. Eso sí, si combinas diferentes tamaños de mantelitos de papel, lograrás una gran propuesta.

Palés.  | D.R.

En un palé 

Tan solo hay que conseguir uno de esos palés de madera que los transportistas utilizan en su trabajo y que muchas veces tiran a los contenedores o comprar uno que venden en numerosas tiendas de bricolaje. Luego solo hay que pintar sobre esta estructura, con pintura de color verde, la forma de una abeto. A continuación, puedes terminar la decoración repartiendo por el dibujo del árbol unos ligeros pompones de lana que puedes encontrar en cualquier mercería.

De papel

Al igual que las anteriores versiones, en esta ocasión debes recortar las hojas de un viejo libro que ya no utilices y pegarlas, con la forma de un árbol de Navidad, sobre una puerta de armario, sobre una pared de la habitación de los niños o sobre los azulejos de la zona de plancha. Puedes rematar su forma si delimitas su contorno con un trozo de cuerda de cáñamo.

Listones de madera.  | D.R.

Con trozos de tablas

Aunque requiere un poco más de esfuerzo, la recompensa tras acabar el trabajo habrá merecido la pena. Tan solo hay que ir clavando listones de madera sucesivamente unos encima de otros, y aprovechar el espacio que hay entre ellos para colocar pequeños tacos de madera que le aporten altura. Tienes que ir contrapeando las tablas y conseguir que los listones mantengan una distancia para que haga la forma de árbol. Luego coloca en sus estrenos los adornos que más te gusten.

Colgado del techo

Aunque parezca imposible, resulta muy llamativo, divertido y superoriginal. Tan solo debes colocar una hembrilla de acero en el punto del techo de la habitación donde quieres colocar tu árbol de Navidad hecho con una estructura de acero y colgarlo con una trozo de cuerda de su parte superior. Luego solo debes repartir los adornos, siempre de papel o metal, por la estructura circular y te quedará impresionante.

Para colgar.  | D.R.