KatarzynaBialasiewicz / ISTOCK

¿Harta de teletrabajar en el salón? 4 claves para montar tu oficina en casa

Aumenta tu productividad y crea un espacio perfecto para aumentar tu concentración y mejorar tu rendimiento.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA | WOMAN.ES

Ahora que el teletrabajo es una realidad y que quien más, quien menos, trabaja desde su casa al menos unos días de la semana, seguro que te has encontrado con el problema de elegir cuál va a ser el lugar de tu casa indicado para colocar tu ordenador y ponerte a funcionar.

Sin embargo, si no eres de las que ya tenía un despacho en casa lo más probable es que te hayas instalado momentáneamente en el sofá y ahora que ya llevas unos cuantos meses así hayas notado que se te caen las paredes encima.

Eso es porque no tienes un ambiente de trabajo adecuado, y estás usando una mesa, una silla y un espacio que no estaban diseñados en un primer momento para hacer las veces de ‘office’. ¡Ha llegado el momento de montar tu oficina en casa y nosotras te vamos a ayudar a hacerlo de la forma más eficiente posible!

Tanto si tienes una habitación completa que transformar en despacho, como si tu espacio es reducido y solo puedes permitirte crear un rincón dentro de otra estancia, siguiendo estas 4 sencillas claves conseguirás tener una oficina en casa con todo lo necesario y desde la que ser igual de productiva que fuera de casa. ¡Empezamos!

Elige el lugar más adecuado

El primer paso es elegir dónde vas a montar tu oficina y, aunque cada casa es distinta, hay una serie de requisitos que debe de cumplir, como que sea un lugar en el que nadie te moleste, y por lo tanto el resto de personas que viven contigo no frecuenten, y que tenga la suficiente luz natural

La mesa y la silla, los elementos principales

Van a ser las auténticas protagonistas de tu oficina, y por lo tanto deben ser cómodas, que te permitan pasar muchas horas al día trabajando en ellas sin problemas y con el espacio suficiente para colocar el ordenador y el resto de cosas que uses a diario para tu trabajo.

Una buena iluminación

Es importantísimo que el lugar que elijas tenga luz natural pero como sabemos que muchas veces te puede tocar trabajar en horas en las que ya esté oscuro en la calle, sobre todo en los meses de invierno, es imprescindible que también te hagas con un buen flexo o lámpara de mesa que te aporte la iluminación necesaria para poder trabajar en buenas condiciones sin dejarte la vista ene le camino.

Almacenaje

Es prácticamente seguro que necesites alguna estantería, cajonera o balda en la que guardar todo tu material de oficina, por lo que debes asegurarte de incluir algún tipo de almacenaje en tu despacho. ¡Y no te olvides de un buen organizador de escritorio para que tu mesa siempre esté ordenada!

A partir de aquí ya solo tendrás que encargarte de decorar el espacio a tu gusto y darle tu toque personal para que, ya que vas a pasar muchas horas al día allí sentada, puedas sentirte lo más relajada y a gusto posible.