El director de cine Wes Andersson se pasa al interiorismo

Goito Paradelo |Woman.es

El director de cine y guionista norteamericano Wes Anderson, autor de películas como EL Gran Hotel Budapest o Life Acuatic ha aparcado momentáneamente la cámara para probar fortuna en el interiorismo. Él ha sido el encargado del proyecto Bar Luce que se ha inaugurado recientemente en la Fundación Cultural Prada de Milán.

El poyecto resuelve con acierto una puesta en escena en la que el cineasta es un gran experto y en la que ha conseguido recrear un local en el que se respira la auténtica atmósfera de los típicos cafés milaneses de los año 50 y 60.

Una decoración en la que la formica es el material perfecto para recrear la barra, las mesas y las sillas de la época, el suelo de terrazo y una ambientación que reserva hasta un pequeño espacio para jugar con las máquinas de pinball o escuchar música en una auténtica rockola. Estos ambientes resultan perfectos para disfrutar en este espacio de un aperitivo de Aperol o de un Martini seco.

“He intentado hacer un espacio en el que, al igual que si fuera un set de rodaje, yo podría disfrutar tranquilamente de un café por las tardes“, ha asegurado el cineasta.

Ubicado en un espacio de una vieja destilería, Anderson ha conservado parte del techo acristalado original del edificio en una clara apuesta porque Luce se parezca a la vieja Galería Vittorio Emanuele del centro de Milán. El director ha dicho que para conseguir este ambientación tan especial se ha inspirado en los trabajos de cineastas como Vittorio de Sica o del propio Luchino Visconti.

Ver 4 fotos