Gramófono Caruso, Smithers of Stamford. | Alessandro Di Bon

La decoración más tecnológica

Altavoces y televisores se camuflan en cuadros y muebles para no desentonar.

Ester Aguado|Woman.es

La estética ha llegado al mundo de la tecnología para quedarse. Las firmas más punteras de imagen y sonido se alían con el diseño para ofrecer productos de excelente calidad que además se integran en la decoración como una obra de arte. Ese es, precisamente, el caso del Beosound Shape, de Bang & Olufsen: un conjunto de hexágonos entelados que esconden un sistema de audio modular inalámbrico personalizable hasta las 44 piezas (desde 4.000 euros). Otra novedad es el altavoz de JMC Lutherie, un cuadro de madera que funciona como una potente caja de resonancia que puede customizarse con obras de artistas (desde 10.900 euros). El mueble gramófono Caruso, diseñado por Paolo Cappello, esconde un gran reproductor de música digital inalámbrico de la casa Smithers (desde 4.650 euros). Y Samsung nos propone acabar con el poco estético panel negro que son los televisores apagados, convirtiéndolo en un cuadro o foto colgados en la pared o camuflándolo con la misma, de forma que se vuelve invisible (QLED, desde 1.990 euros). También nos gusta la original pantalla de la firma Wemoove: un televisor que, cuando está apagado, se transforma en un elegante espejo (desde 1.990 euros).

Ver 5 fotos