D.R.

¿Comer, jugar y dormir en un árbol?

Recupera ese sitio donde toda la fantasía se desbordaba y nuestras aventuras se volvían reales.

Goito Paradelo |Woman.es

¿Cuántas veces soñamos cuando éramos niños con poder escaparnos a nuestro escondite o cabaña particular en un árbol? Pues no esperes más. Ahora, y aunque seas un poco más mayor, puedes conseguirlo.

El artista sudafricano Porky Hefer es de los pocos diseñadores que se ha especializado en la construcción a medida de este tipo de cabañas y el mejor en esta faceta creativa. Sus encargos se adaptan a las necesidades de cada cliente y realiza de manera artesanal cada nueva construcción. Tal es la repercusión de su trabajo, que algunas de estas pequeñas chozas de diseño han terminado expuestas en diferentes galerías de arte de su país. Para hacerlas, utiliza materiales naturales e incluso teje diferentes fibras naturales para que su peso sea mínimo.

Sin embargo, esta moda va más allá y muchos negocios se han adaptado a esta nueva corriente ecológica y ya existen desde pequeños apartamentos privados, como el que se ha construido el joven Joel Allen en Whister, Canadá, donde espera retirarse en unos años, hasta la casa de té japosesa Tetsu, ubicada estrategicamente entre cerezos en la localidad de Yamanashi.

Llamativos y que también funcionan como lugar de descanso, los apartamentos resort esféricos construidos en Vancouver Island en la Columbia Canadiense. Tres pequeñas bolas integradas en la naturaleza que aseguran una experiencia forestall única.

No podíamos dejar de hacer referencia al restaurante Yellow ThreeHouse, una construcción de 42 metros cuadrados, que recuerda a las formas orgánicas y que aparece instalado en una secuoya de más de 40 años de antigüedad al norte de la ciudad de Auckland, en Nueva Zelanda. En esta idílica ubicación de forma ovalada cenan cómodamente cada noche 18 comensales. ¿No te apetece probarlo?

Ver 7 fotos