Artículos de la colección Musselblomma de plástico recogido del mar Mediterráneo.  | Ikea

Así es la colección de Ikea elaborada a partir de desechos de plástico recogidos del Mediterráneo

Está diseñada por la española Inma Bermúdez y se fabrica en Alicante y Valencia. 

Clara Hernández | Woman.es

El pasado mes de enero, Ikea hacía efectivo su compromiso de retirar los plásticos de un solo uso de sus artículos, una iniciativa con la que se ha adelantado un año a lo dispuesto por el Parlamento Europeo "conscientes de la urgencia climática que afecta a nuestro tiempo". 

Siguiendo esta premisa, ahora la marca ha lanzado su colección Musselblomma, la colección "que ama el mar" y que es la primera de Ikea que se crea a partir de plásticos que han sido recogidos en el mar  Mediterráneo.

- Los 10 productos más ecológicos de Ikea

- Dana Thomas: "La sostenibilidad no es un lujo, es la forma correcta de comprar"

El proceso sería el siguiente: 1.500 pescadores españoles se dedican a recoger los plásticos del mar, incluidos los residuos que quedan atrapados en las redes de los marineros. Todos se procesan hasta convertirlos en la materia prima necesaria (por ejemplo, poliéster reciclado) para la colección, que ha sido creada por la diseñadora española de Ikea Inma Bermúdez, fabricad en Alicante y Valencia. 

"Es una colección con margen 0, pero en la que todos nos beneficiamos", asegura la firma, que defiende que la marca está decidida a "ejercer un impacto positivo y a asumir responsabilidades en las áreas donde se puede conseguir un cambio". 

Ikea.com

Inma Bermúdez, la diseñadora, explica, además, que la inspiración creativa viene de los océanos. Entre sus creaciones figura una bolsa reutilizable en tonos verdes y azules, "como los diferentes tonos que tiene el mar" que, como el resto de objetos de la colección, busca un estilo moderno con cuadrados, triángulos y círculos. También hay cojines o un mantel. 

Asimismo, Ikea nos recuerda, con un comunicado, la oscura realidad de los mares que nos rodean. Y que cada año se usan unos cien mil millones de botellas de plástico PET en todo el mundo de las que solo se recicla un tercio y muchas de las cuales terminan en el mar o los vertederos. "Esto no es sostenible para el planeta", afirman, antes de recordar que el PET se crea a partir de petróleo, un recurso natural que se agotará algún día, y "una botella de plástico PET tarda mil años en descomponerse". 

Así es la colección Musselblomma que han presentado y que está hecha de plástico reutilizado: 

 

Relacionados

-->