Colección de papel pintado 'Kayapo', de Lelievre. | D.R.

¡Atención! Llega la estética de los años 70

Revisionado y con un nuevo punto de vista más actualizado, el movimiento 70’s llega con fuerzas renovadas a nuestras casas. 

Goito Paradelo |Woman.es

Aunque en su versión más llamativa, se impuso como una estética que pretendía romper con la influencia colorista y pop de los años 60, la llegada de los movimientos sociales y el nuevo look discotequero que se impuso en los primeros años 70 permitían todo tipo de propuestas que reflejaran de alguna manera la revueltas sociales. Los nuevos movimientos querían sobre todo ridiculizar el buen diseño con un nuevo lenguaje muy simbólico: se mantienen los colores vivos de los 60, se busca la simplicidad en las formas, imperan las proporciones grandes, triunfa el grafismo geométrico y se llevan lo colores ácidos.

Sofá 'Love Seat' de Rouge Absolu. | D.R.

Revisionado y con un nuevo punto de vista más actualizado, el movimiento 70’s llega ahora con fuerzas renovadas a nuestras casas. En cuanto al mobiliario, las proporciones se magnifican y las grandes piezas son la inversión más acertada. Más vale invertir en una pieza de mayores proporciones y que, además, cumpla con su objetivo que apostar por la variedad en el mismo planteamiento.

El sofá, grande y con cierto aire 'vintage', aporta a tu salón un nuevo look interesante. Se llevan los tapizados en textiles, porque contrastan más con el resto de la decoración de la habitación y por los colores de intensidad fuerte. El modelo de dos o tres plazas del sofá modelo 'Love Seat', de Rouge Absolu, es perfecto para conseguir la combinación ideal y el 'revival' más acertado.

Espejo 'Redor' de Ninufar Gallery. | D.R.

En cuanto a los complementos, juegan un papel super importante. Contribuyen a unificar la estética global y son el plus perfecto para ensalzar tu estilismo 'deco'. Nada mejor que incorporar a tu salón o a un hall una pieza como el espejo 'Redor', de Ninufar Gallery, una composición que se presenta repleta de dramasismo y que recurre al facetado de sus piezas para lograr mayor presencia. 

Lo mismo ocurre con las alfombras. Deben ser lo suficientemente importantes, tanto en su grafismo como en su composición de colores, como para convertirse en  lo más llamativo del espacio. El modelo 'Rotazioni', diseñado por Patricia Urquiola para CC-Tapis, es el diseño perfecto. En él la integración entre colores pasteles y formas geométricas funcionan a la perfección.

Alformbra 'Rotazioni' de CC-Tapis | D.R.

Para terminar, no podíamos olvidarnos del recurso más fácil para envolver en los 70 la estética de nuestra vivienda o apartamento: los papeles pintados. Han recuperado todo su estatus de elemento decorativo por excelencia y son imprescindibles. La firma Lelievre incluye en su colección Kayapo una propuesta que se ajusta perfectamente a esta dinámica colorista y geométrica de esta década.