Pinterest

Así se lo curran los Millennials

Ya que al parecer trabajaremos hasta que seamos abuelitos, al menos queremos hacerlo a nuestra manera. Esto es lo que ponen de manifiesto los trabajadores más jóvenes en un reciente estudio que avanza que, de la mano de esta nueva generación de curritos, llegarán los cambios.  

C. Ávila | Woman.es

Crisis económica, ajustes y recortes, desempleo, explosión tecnológica… El resultado de la fricción de todos estos elementos ha sido una especie de Big Bang que ha dado lugar a un universo laboral regido por nuevas consignas. Entre ellas, las que marca la generación de los millennials (los jóvenes de entre 20 y 34 años)  que en 2020 constituirá más de una tercera parte de los trabajadores del mundo y que tiene una visión del trabajo y de su desarrollo profesional que hará reflexionar mucho a las empresas y a los empleadores (o debería) para replantearse algunos conceptos tradicionales que se van quedando viejunos.  Estas son algunas de las conclusiones que extraemos del reciente estudio de ManPowerGroup Las carreras profesionales de los Millennials: Horizonte 2020, en el que han participado 19.000 jóvenes de 25 países.

*¿Un trabajo para toda la vida? No, gracias.

La mayoría de millennials tiene claro que trabajará más tiempo que las generaciones que los han precedido: el 61% prevé trabajar hasta pasados los 65 años; el 13% cree que será hasta más allá de los 70 años; y el 3% dicen que probablemente tendrá que dar el callo hasta el día de su muerte. Estos jóvenes consideran que los puestos de trabajo concretos son un trampolín para la mejora personal, más que un destino final. Para ellos, la estabilidad laboral significa estabilidad en su carrera profesional: es la trayectoria no el puesto de trabajo.

Así que saben que necesitan desarrollar habilidades continuamente para mantener su empleabilidad. El 69% han asumido el mantra de la formación continua y está dispuesto a gastar su tiempo y su dinero en mayor formación. Tan importante lo consideran que el 10% pretende ausentarse del trabajo durante un periodo extenso para aprender nuevas habilidades y mejorar sus cualificaciones.

*El dinero es importante, pero no lo único.

Hay otras cosas que los millennials también priorizan, como la flexibilidad, el reconocimiento y tener la libertad de parar para cargar pilas de vez en cuando. También valoran positivamente disfrutar de un entorno de trabajo flexible, aprender nuevas habilidades y tener la oportunidad de crecer en la empresa. Y sin eternizarse, además. Más claro: cuando se les pregunta cuál creen que es la cantidad de tiempo razonable para permanecer en un mismo puesto antes de ser ascendido o cambiar a otro, un 67% afirma que menos de dos años, y el 23% dice que menos de 12 meses, lo que confirma sus ganas de asumir nuevos retos y empleos distintos.

*¿Un contrato a jornada completa? Vale, pero no es la única opción.

Valoran la estabilidad de un empleo a tiempo completo (son millennials, no marcianos), también son amantes de los cambios frecuentes, de los nuevos retos y del progreso profesional. Como han crecido en un mundo vertiginoso de intercambio, valoración y feedback instantáneo, ven sus carreras profesionales bajo el mismo prisma. Les gusta parar y experimentar y que se les dé la oportunidad de hacerlo. Aunque la mayoría está a favor del empleo a tiempo completo, más de la mitad estarían abiertos a formas de empleo no tradicionales en el futuro: trabajar como profesional autónomo, por horas o en múltiples empleos a la vez.

*Ya que esto es una carrera de fondo… dame un respiro.

Los millennials saben que trabajarán con mayor esfuerzo y durante más tiempo que las generaciones anteriores, de modo que ya se preparan para más variedad de empleos y más momentos en los que levantarán el pie del acelerador. El 86% de los españoles prevé parones en el camino, sobre todo por asuntos personales. Los motivos de estos descansos son reveladores: as mujeres planean dedicar más tiempo al cuidado de otros (hijos, familiares mayores, parejas) e incluso al voluntariado; mientras que los hombres tienen otras prioridades, lo que parece alejar las esperanzas de lograr la igualdad de género, en el reparto de estas responsabilidades.

En lo que sí parecen estar todos de acuerdo es en mimarse a sí mismos. Tanto ellos como ellas consideran prioritario disponer de más tiempo para el ocio, así que el 35% de planea tomarse importantes descansos para el relax, los viajes o las vacaciones.

Relacionados