ISTOCK

Cinco signos de que estás tratando con una persona pasiva agresiva

Detectar a una persona pasiva agresiva no es tan fácil como puede parecer.

Paola Lei | Woman.es

Un pasivo agresivo no es tan fácil de identificar. Agrede de un modo tan sutil que a veces te das cuenta cuando han pasado tres días de aquella conversación que te dejó pensando y con un mal sabor de boca. El pasivo agresivo está pero no está, lo ves y no lo ves, la agresión es difícil de enmarcar y a veces imposible de detectar. Veamos algunos de sus comportamientos típicos:

1. Dejar las cosas casi hechas pero incompletas

Es la manera de encontrar una manera de criticar. El lavavajillas estaría casi lleno si no faltara un cuchillo, las vacaciones habrían sido casi perfectas si no te hubieras equivocado de dirección para ir al hotel. Su comportamiento está definido por causarte inseguridad y que estés siempre esperando la crítica aunque sea sutil. A él no se le va a ocurrir cooperar o terminar la tarea en cuestión, pues perdería la oportunidad de atacar.

2. Su tiempo es elástico

Eso le permite convertir unos pocos minutos en varias horas. Nunca dirá que no a una invitación a la que no quiera ir, simplemente retrasará su particular reloj y aparecerá tarde sin avisar. Cuando alguien le reclame dirá que no creía que ya todos estuvieran cenando. Su comportamiento puede ser deliberado y a veces inconsciente, pero efectivo. Conseguirá que alguien se sienta culpable y hasta se disculpe por no haberle dicho bien la hora de la cena.

3. Sus elogios son muy particulares

Elogiar es fácil, que es hasta agradable. He aquí elogios que tienen doble filo: "¡Qué vestido tan bonito! Yo solía llevar uno igual cuando éramos más jóvenes." "¡Qué buena pinta la sopa aunque no he probado ni un trozo de perejil!" Es el tipo de elogio que te deja pensando si en realidad lo era o todo lo contrario.

4. Silencio

Si está enfadado o si quiere llamar la atención te castigará con el silencio, no emitirá una queja, no intentará tener una conversación. Diciendo nada se dicen muchas cosas. 

5. Una manera concreta de pedir las cosas

“Me gustaría que tuvieras el proyecto listo el miércoles pero seguramente tendré que esperar al viernes”. La gente pasiva agresiva nunca dice por lo claro que no te cree capaz de hacer algo, buscará los vericuetos más complejos para señalar su falta de confianza en ti y minar tu autoestima.