Shutterstock

Bolas chinas y ejercicios Kegel: qué, cómo y cuándo

Nos gusta mantenernos en forma pero hay una parte de nuestro cuerpo a la que no prestamos demasiada atención y, sin embargo, los datos dejan claro que la necesita: una de cada tres mujeres sufre debilitamiento de la zona pélvica. Unas bolas chinas te ayudarán a mejorarla (y sí, también tu vida sexual).

Woman.es para Platanomelón

¿Estás pensando en qué regalo pedir este año por Navidad? Déjanos darte un consejo: bolas chinas. Seguro que has oído hablar de ellas, de que fueron las Geishas las primeras en usarlas, y las relacionas de alguna manera con los juguetes sexuales. Y sí, ayudarán a mejorar tus relaciones íntimas, pero en realidad son mucho más que eso, ya que te serán muy útiles para mantener en plena forma tu suelo pélvico. Los músculos de esa zona pueden debilitarse por muchos motivos (el parto, la menopausia, la edad…) y, de hecho, una de cada tres mujeres sufre debilitamiento del suelo pélvico. Por eso, sea cual sea tu edad, se recomienda que todas las mujeres practiquen ejercicios Kegel o usen bolas chinas que son el gimnasio de los músculos internos de los genitales femeninos. Los expertos de Platanomelón nos despejan todas las dudas:

* ¿Para qué sirven? Las ventajas de usar bolas chinas o de hacer ejercicios Kegel son múltiples, así que pensar sólo son para mujeres mayores es un error y un desperdicio porque, para jóvenes o mayores, los beneficios son importantes: mejorar la lubricación, incrementar el apetito sexual, ayuda a tener orgasmos más duraderos e intensos, prevenir pérdidas de orina y suavizar los síntomas de la menopausia.

*¿Cómo funcionan las bolas chinas? Sus múltiples beneficios se deben a un sistema de bolas internas que funcionan como pesas. Al llevarlas puestas y estando de pie, las bolas chinas ejercen presión y, automáticamente la musculatura pélvica se contrae para sostenerlas. De esta manera, los músculos pélvicos se hacen fuertes.

Las bolas chinas Ada de Platanomelón están fabricadas con silicona médica. | Platanomelón

*¿Cómo se usan? Es esencial usar lubricante para introducirlas (a poder ser de base de agua para no dañar el material de las bolas que suele ser de silicona médica). Otro paso a tener en cuenta es usarlas estando de pie para que hagan su efecto (importante no hacerlo sentada ni hacer deporte mientras se usan). Empieza usándolas un par de minutos al día, mientras estás tumbada con las piernas flexionadas y realiza ejercicios de contracción de los músculos vaginales. Ve aumentando estos tiempos gradualmente hasta llegar a usarlas 20 minutos entre tres y cinco días a las semana. No conviene usarlas durante la menstruación o el embarazo.  

*¿Cómo se hacen los ejercicios de Kegel? Se basan en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico (como si estuvieras haciendo pis y quisieras retenerlo). Lo mejor de estos es que pueden hacerse en cualquier momento y lugar ya que pueden llevarse a cabo mientras se está sentada, tumbada o de pie. Hay dos tipos de ejercicios principales que se pueden hacer: las contracciones rápidas consisten en contraer y relajar los músculos durante un minuto, en intervalos de un segundo (la contracción dure un segundo y la relajación otro segundo más). Las contracciones lentas consisten en hacer una contracción que dure 3 segundos mientras que la relajación dura entre 6 y 9 segundos. Para notar los efectos de trabajar el suelo pélvico se deben practicar estos ejercicios durante 3 o 4 veces al día al cabo de unas 6 o 7 semanas.