• La magia de los relojes retro

    Como si fuera una danza mágica, las manecillas en los relojes retrógrados bailan, saltan y se divierten indicando diferentes funciones. La sensualidad aflora con todo lujo de detalles.

  • Fátima García