Marylin Monroe, el mito que todos querían (des)vestir«No me importa vivir en un mundo de hombres, siempre que pueda ser una mujer en él» se convirtió en su consigna de estilo. Sabía qué prendas resaltaban sus curvas; y cuando encontraba una pieza que funcionaba, la compraba en varios colores, como los jerséis en cachemir de cuello alto (en la foto).Fue la sex symbol de una generación, con un armario sensual –a veces incluso escandaloso– repleto de atrevidos escotes, faldas ajustadas, vestidos que se ceñían a sus voluptuosas curvas como una segunda piel y piezas de Emilio Pucci, uno de los grandes fetiches de la actriz rubia, que fue enterrada con una de sus creaciones.

El vestido de Marilyn Monroe, adjudicado por 4,8 millones

Woman.es

Sin duda una felicitación que quedó para la historia y que todos tenemos en la memoria. Marilyn Monroe cantaba el 'Happy Birthday Mr. President' al presidente John F. Kennedy el 19 de mayo de 1962 en el Madison Square Garden de Nueva York, unos días antes de la verdadera fecha del 45 cumpleaños de Kennedy.

Ante miles de invitados, una espectacular Marilyn subía al escenario enfundada en un infartante vestido, para cantar a su amante la canción de cumpleaños. Un vestido que sin duda realzaba las exhuberantes curvas de la actriz y que hace unos días salía a subasta.

Con más de 2.500 cristales cosidos a mano sobre seda volada, este vestido fue uno de los últimos que luciría la estrella, que moría el 5 de agosto de 1962. Finalmente, la compañía Ripley ha adquirido el vestido por 4,8 millones.